X
TRIBUNALES >

A la cárcel con 21 años por la brutal paliza a una menor en La Granja

   

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Una joven de 21 años ha sido condenada a cuatro años y seis meses de prisión al considerar la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife probado que participó activamente en la paliza propinada a una menor de edad en septiembre de 2008, en hechos acaecidos en el parque de La Granja de esta capital. En concreto, la joven, que contaba con 18 años el día de autos, asestó dos patadas en la cara a la víctima, provocándole graves lesiones.
Los hechos

En la sentencia dictada por el magistrado-juez de la Sección Quinta, Francisco Mulero, se considera probado que la paliza tuvo lugar al atardecer del 8 de septiembre de 2008, y que encuentra su origen cuando dos menores de edad se pelean en el referido parque santacrucero, sin que haya sido aclarado suficientemente el motivo que originó la disputa.

A raíz de dicho enfrentamiento, una de las menores abandona el lugar para volver al rato acompañada de otra menor y de la ahora condenada, a la que identificaremos como Sarai. Según relata la sentencia, “las tres, de común acuerdo, y con el ánimo de atentar contra la integridad física de [la víctima] procedieron a golpearla repetidas veces con las manos y con las piernas, causando a la agredida, como consecuencia de los golpes, múltiples contusiones en zona frontal, hematoma frontal malar izquierdo, múltiples arañazos, herida en labio inferior, dolor a la lateralización del cuello, avulsión de diente completo y rotura parcial de dos dientes”.

Precisamente, la sentencia da por hecho que fueron sendas patadas asestadas por Sarai a la víctima las que provocaron las lesiones dentales. La condenada anunció a la afectada justo antes de agredirla que la golpeaba por haberse peleado con su amiga.
Cabe destacar que durante la vista oral (celebrada a primeros de mayo pasado) se probaron las graves lesiones sufridas por la víctima a consecuencia de los hechos descritos (refrendados por una testigo ajena a las contendientes), al punto que aún sufre secuelas y recibe tratamiento médico.

Penas

Teniendo en cuenta que se aprecia el abuso de superioridad por parte de la agresora como circunstancia agravante de su responsabilidad, la principal pena impuesta a Sarai por ser considerada como la autora del delito de lesiones descrito es de cuatro años y seis meses de cárcel, así como las prohibiciones de aproximarse a distancia no inferior a 500 metros de la víctima, su domicilio o su lugar de trabajo, así como de ponerse en contacto con la misma por cualquier medio en los próximos tres años. Sobre la indemnización, queda a la espera de la ejecución de esta sentencia.

Por lo que respecta a las otras menores de edad que participaron en la paliza, en la Fiscalía de Menores se sigue expediente de reforma.