X

Algunos trabajadores de UGT despedidos tramitan la fundación de otro sindicato

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

La crisis de UGT-Canarias continúa generando información. Lo último es la decisión de algunos de los despedidos de fundar un sindicato “independiente” como reacción a la aplicación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE). El primer paso es la convocatoria de una asamblea para esta tarde en la que se tratará este asunto y la situación creada por el plan de ajuste.
A la cita están llamados los trabajadores de UGT-Canarias y de todas las federaciones que la componen. A fin de “preservar la seguridad laboral de los asistentes”, la circular a la que ha tenido acceso este periódico obvia el lugar de la mencionada reunión. “Informaremos verbalmente”, se  lee en un escrito datado en Las Palmas de Gran Canaria.

En medio del ruidoso ajetreo, el ERE suena como una bomba de relojería en la ejecutiva regional. El tic tac ya se oye en otros ámbitos territoriales de la UGT, hasta el punto de que la plantilla (formada hasta ahora por ochenta asalariados) ha estado recibiendo expresiones de apoyo desde diferentes secciones sindicales, como las de la Comunidad Valencia, País Vasco, La Rioja y Castilla y León. Las notas remitidas coinciden en mostrar “la más enérgica repulsa y disconformidad con los ERE”.