X
TENERIFE > SANTA CRUZ

Aprobado el plan de desmonte de Las Moraditas

   

N. G.| Santa Cruz de Tenerife

El plan de desmonte de la Montaña de Taco, presentado por los propietarios de los terrenos afectados por el derrumbe de una morra el pasado 15 de marzo en el barrio de Las Moraditas, cuenta con el visto bueno de los técnicos de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento capitalino, que emitirán una resolución esta semana.

Con esta medida se permitirá retirar el precinto que el Consistorio mantiene en la zona del desprendimiento para facilitar el peritaje de los daños sufridos tanto por la empresa Erchiga Logística, que aún tiene 11 contenedores, tres camiones portacontenedores y un furgón sepultados bajo los escombros, como por la compañía de los muebles almacenados en dichos containers.

Desde el punto de vista técnico, el plan de desmonte de la montaña consistirá en la estabilización de la zona a través del movimiento de tierras, un proyecto que aún no tiene fecha de inicio. Las razones, según fuentes municipales, son que antes que llevar a cabo los trabajos debe “aclararse” la expropiación de una vivienda del barrio, que tendrá que ser derribada por la inestabilidad del terreno.

Como consecuencia de las fuertes lluvias, el pasado 15 de marzo cinco inmuebles, cuatro viviendas y una nave industrial, tuvieron que ser desalojados por la policía tras el derrumbe de parte de la Montaña de Taco. Del conjunto de afectados, solo una familia tendrá que abandonar definitivamente su domicilio ya que su vivienda está construida en una zona que tanto el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) vigente como la revisión que se ha sometido a nueva aprobación no reconoce como suelo edificable.

Al parecer, el Ayuntamiento ya ha comunicado esta circunstancia al propietario quien, consciente de la situación de expropiación de su domicilio, ha preferido la opción del realojo, procedimiento que tendrá que coordinar el área de Cohesión y Bienestar Social. Con respecto a esta edificación, el nuevo PGOU recoge que la zona donde se ha construido se destinará a una zona ajardinada tras el desmonte.