X
RESACA ELECTORAL > COMUNIDAD AUTÓNOMA

CC y el PSC se aproximan al cierre de un pacto autonómico

   

Imagen de archivo de la comisión Permanente de CC. /DA

BEGOÑA AMEZUA | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Las conversaciones mantenidas ayer entre Coalición Canaria (CC) y el partido Socialista Canario (PSC) sirvieron para aproximar el cierre de un pacto para el Gobierno autonómico.

El presidente del Ejecutivo, Paulino Rivero, mostró su disposición a ceder la gestión de las consejerías que el PSC de José Miguel Pérez reclamaba para cerrar un acuerdo definitivo. Los socialistas canarios ambicionan la gestión de Sanidad y Justicia, además de aceptar la vicepresidencia de la Comunidad Autónoma y la Presidencia del Parlamento de la VIII legislatura, ofertadas por los nacionalistas.

Con el objetivo de evitar un vacío de poder y de que se pierda el impulso de la gestión político-económica que ha permitido a las Islas comenzar a remontar aunque débilmente la crisis, el jefe del Ejecutivo comunicó su flexibilidad a las peticiones del PSC vinculadas con la gestión de determinadas consejerías.

Por el momento, Coalición Canaria ha ofertado al PSC la vicepresidencia autonómica y la Presidencia del Parlamento regional. En las negociaciones mantenidas en los dos últimos días, la delegación negociadora del PSC ha solicitado la gestión de las áreas de Sanidad y Justicia a falta de determinar entre uno o dos más, que podrían ser Sanidad o algún otro área económica (Obras Públicas y Economía, entre otros).

También se da por hecho que la Autoridad Portuaria de Las Palmas pasaría a manos socialistas y que uno de los negociadores y exdirigente socialista, Augusto Brito, sería el responsable de este estamento.

Las conversaciones se han precipitado entre ambas formaciones políticas ya que si Rivero prioriza la necesidad de continuar con su proyecto gubernamental durante una segunda legislatura, el diputado electo y secretario general regional del PSC, José Miguel Pérez, pretende mostrar a su líder estatal José Luis Rodríguez Zapatero, un acuerdo cerrado o en su defecto una hoja de ruta, que le garantiza al PSOE uno de los pocos gobiernos autonómicos en España, tras los comicios del 22 de mayo.

En esta precipitación de las negociaciones también pesa la alarma surgida ante la posibilidad de que alguno de los 46 ayuntamientos más importantes de las Islas, que necesitan acordar mayorías absolutas, tome la iniciativa individualmente y cierre pactos ajenos a la disciplina que imponga el acuerdo autonómico entre socialistas y nacionalistas.

Siendo conscientes de que hay personalismos que impedirán aproximaciones en localidades de menor peso poblacional y económico, las direcciones regionales de ambos partidos plantean la conveniencia de extender la cascada de acuerdos al máximo de corporaciones locales, incluidos seis de los siete cabildos.

Oficial

Pero mientras diversas fuentes correspondientes a CC y al PSC hablaban del contenido de los encuentros entre ambas partes, el secretario de Organización del PSC, Julio Cruz, emitió un comunicado en el que aseguró que “no existe ninguna” negociación “formal” para un pacto de gobierno porque, tal y como reiteró, corresponde “a otras formaciones” tomar la iniciativa. Cruz negó que se haya constituido comisión alguna para negociar “absolutamente nada”.

La comisión ejecutiva regional exigió al exsecretario general del partido Juan Fernando López Aguilar que cumpla el acuerdo de la dirección de no hacer manifestaciones públicas sobre posibles pactos.

La dirección regional, a través de Julio Cruz, advirtió que “si se recibieran propuestas de manera formal de las restantes fuerzas políticas que han obtenido la mayoría, se informará a la comisión ejecutiva regional y ésta adoptará las decisiones que procedan, siempre primando los intereses generales de Canarias”.