X
SUCESOS > CASO DECAPITACIÓN

Deyan amenazó a la madre de su hija: “tu eliges quién muere, tú o el bebé”

   

Deyan Deyanov la mañana en la que cometió el presunto asesinato. | ESTEBAN PÉREZ

EFE | Londres

El ciudadano búlgaro Deyan Valentinov Deyanov, acusado de decapitar a una mujer británica en Tenerife el pasado día 13, estuvo ingresado durante varios meses en la unidad psiquiátrica de un hospital del Reino Unido.

Deyan, de 28 años, fue ingresado en el Glan Clwyd Hospital (País de Gales) el verano pasado por su propia seguridad en cumplimiento de la Ley de Salud Mental, según confirmaron hoy las autoridades de la sanidad británica, que no especificaron si el paciente fue dado de alta o se fugó de la institución.

En una declaración, las autoridades informaron de que Deyanov, que presuntamente asesinó a Jennifer Mills-Westley, de 60 años, en Los Cristianos, fue detenido en el norte de Gales y añadieron que se ha puesto en marcha una investigación para aclarar las circunstancias de su marcha del citado centro hospitalario.

Un portavoz del University Health Board manifestó en un comunicado que “facilitamos asistencia a la policía del norte de Gales en relación con una persona detenida por su propia seguridad en el verano del año 2010″.

“Esta institución no volvió a tener contacto con este paciente desde octubre del pasado de año”, agregó la portavoz.

El diario The Sun informó en su edición del jueves de que Deyan Deyanov fue ingresado durante una visita para ver a familiares en el Reino Unido y citó el testimonio de dos ex novias del supuesto agresor, según las cuales se trataba de una persona con un serio problema de drogadicción.

Rachel Sharpe, una de las mujeres con las que mantuvo una relación, declaró a este diario que Deyan trató de estrangularla porque se negaba a llamarle Dios.

“En una ocasión me dijo que quería matar a alguien para saber qué se sentía, que quería apuñalar a alguien. Se creía el Mesías. Yo le dije que no era Dios y se enfadó tanto que pensé que me iba a matar”, manifestó Sharpe.

La madre de su hija vivía con un miedo constante

The Sun también entrevistó a la madre de Nadia Milanova -compatriota con la que tuvo una hija-, quien aseguró que su hija vivía con el miedo constante de que Deyan iba a matarla.

“Cuando la bebé tenía dos semanas, cogió un cuchillo y le dijo a mi hija: ‘tú eliges quién muere, tu o el bebé’”, afirmó.

El asesinato de Mills-Westley llevó al diputado Steve McCabe a pedir una revisión de los protocolos que se siguen para permitir que una persona con problemas mentales salga de un psiquiátrico.

“Tiene que haber una investigación urgente para averiguar cómo alguien en un psiquiátrico puede salir del centro, viajar y cometer un crimen de estas características”, dijo McCabe.