X
CIENCIA > POLÍTICA

El Congreso da el visto bueno a la nueva Ley de Ciencia

   

AGENCIAS | Madrid

El Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde definitiva al proyecto de Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. Costará en torno a 40 millones de euros, 10 para la reorganización de los Organismos Públicos de Investigación (OPI) y 30 para contratar a nuevos investigadores. No obstante, la Confederación de Sociedades Científicas Españolas (COSCE) y la Plataforma ‘Investigación Digna’ detectan ciertas deficiencias. Todos los grupos del Congreso, menos IU-ICV y UPyD, apoyaron las 45 enmiendas procedentes del Senado y dieron el ‘OK’ al proyecto de Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, después de más de dos años de tramitación parlamentaria. Fuentes del Departamento de Ciencia confirmaron a Europa Press que la normativa costará cerca de 40 millones de euros, 10 para reorganizar los OPI y 30 para contratar nuevos investigadores. La normativa sustituirá a la vigente desde 1986 a partir del momento en el que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE). La que hay ahora no reconoce, entre otros aspectos, a la Innovación, y, con la reforma, se crea un ‘Sistema español de Ciencia, Tecnología e Innovación’.

Uno de los principales cambios que trae consigo el nuevo paquete es el establecimiento de una carrera investigadora con modalidades de contrato específicas. Se crea un primer contrato predoctoral, con el que se suprimen los ‘becarios-precarios’ del sistema público, concertado de la I+D+i y prorrogable por periodos anuales. El segundo contrato de acceso pretende consolidar a los investigadores dentro del sistema de Ciencia. Aparte, habrá un contrato de investigador distinguido, para atraer talento de otras instituciones.

Las medidas tienen en cuenta el ‘sistema de sistemas’, que articula lo público y lo privado y que integra el reconocimiento a las competencias de determinadas comunidades autónomas, como Cataluña y País Vasco. Entre las novedades incluidas en el Senado destaca el establecimiento de un plazo de un año para que el Gobierno cree la agencia de financiación. Además, el director del Instituto Astrofísico de Canarias (IAC), como Órgano ejecutivo del Consejo Rector, tendrá que ser un astrofísico de “reconocido prestigio”. Esta cámara también aprobó una moción, con el apoyo de todos los grupos, para que el Ejecutivo presente una reforma de la Ley de Mecenanzgo y otros aspectos relacionados con la fiscalidad de la I+D+i, en el plazo de seis meses. Cristina Garmendia, responsable de Ciencia e Innovación, agradeció la disposición de los portavoces de la Comisión Parlamentaria de Ciencia. Desde su punto de vista, con esta normativa, se aportan “más posibilidades” a los futuros investigadores. “A partir de ahora, la Ciencia puede ser una seña de identidad de España, se pone en el centro de la sociedad, y a la Innovación en el centro de la economía”