X
RESACA ELECTORAL >

El movimiento 15-M sobrevive a las elecciones municipales

   

EFE | Madrid

El movimiento 15-M ha sobrevivido a las elecciones municipales y autonómicas que se celebraron el domingo y aunque ya empiezan a verse huecos en las plazas debido a que ha descendido el número de indignados acampados, éstos aseguran que la protesta no ha decaído, “sino todo lo contrario”.

Los ciudadanos que se encuentran acampados en la madrileña Puerta del Sol no han hecho análisis de los comicios y han considerado “injusto” que se les responsabilice del aumento del porcentaje de los votos nulos en las elecciones municipales, un 1,69 por ciento, cota que nunca antes se había alcanzado.

En la plaza madrileña a los indignados ya les está haciendo mella el cansancio acumulado y ahora se centran en la elaboración de propuestas a partir de las sugerencias que los ciudadanos siguen depositando en los buzones distribuidos por el campamento. De hecho, el próximo objetivo del movimiento Toma la plaza es implicar a la ciudadanía y para ello tienen previsto celebrar reuniones en los diferentes barrios de Madrid el sábado.

Y a pesar de la actividad, ya se nota que la Puerta del Sol empieza a estar más despoblada, una circunstancia que los portavoces del movimiento achacan a que ayer era lunes y la gente tiene que trabajar. “Esto es solo el inicio, no creemos que esté decayendo, sino todo lo contrario”, aseguró uno de los portavoces, quien añadió que en principio tienen previsto permanecer acampados hasta el próximo domingo. Precisamente para que el 15-M continúe y no se apague, en la asamblea general que se celebró en la mañana de ayer acordaron redefinir la finalidad de la acampada ante el peligro de “desunión” que puede acarrear el gran número de propuestas que se están planteando, cada vez más concretas y más alejadas del objetivo inicial: la indignación ante la corrupción de la clase política.

Ante la posibilidad de que en estos días los acampados sean obligados a abandonar el campamento por la fuerza, también han aprobado un protocolo de desalojo, que incluye instrucciones sobre resistencia activa no violenta. En Barcelona, donde también ha disminuido el número de acampados en Plaza de Catalunya, el cabeza de lista de CiU en Barcelona, Xavier Trías, ofreció su apoyo al hasta ahora alcalde, Jordi Hereu para que se disuelva la acampada.

Y como en Madrid y Barcelona, en el resto de ciudades españolas el movimiento trata de mantener vivas las protestas y se resisten a abandonar las plazas. Así, los malagueños han decidido mantener su protesta en la Plaza de Constitución de forma indefinida, al menos hasta el próximo domingo, cuando los reyes presidirán en la ciudad los actos del Día de las Fuerzas Armadas.

En Oviedo, cientos de personas convocadas por los indignados formaron ayer una cadena humana alrededor del edificio de la Junta General del Principado, con la intención de dar un aviso a los políticos de que siguen con sus movilizaciones.