X

El Oceanográfico, listo para recibir al tiburón solrayo

   

El tiburón solrayo ha sido avistado en aguas del Mar de las Calmas, en la isla de El Hierro. / DA

EUROPA PRESS | MADRID

Investigadores del Centro Oceanográfico de Canarias del Instituto Español de Oceanografía, dirigidos por el investigador Pedro J. Pascual se preparan para la llegada a la isla de El Hierro del tiburón solrayo (Odontaspis ferox), un escualo que se viene observado de forma consecutiva en la isla durante los últimos cinco años.

Según ha informado el IEO, la “enigmática especie” que supera los cuatro metros de largo sólo había sido visto vivo en la isla colombiana de Malpelo, de donde ha desaparecido, y desde hace cinco años se observa de forma consecutiva en la Reserva Marina del Mar de las Calmas, en la isla de El Hierro.

En 2010 fue avistado y retratado en agosto. Se trata de una especie de tiburón poco conocida e incluida en la lista roja de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) entre las especies en situación vulnerable.

Se piensa que habita en profundidades de entre 400 y 1.000 metros y que sólo las hembras emergen, cada dos años, para alumbrar a sus crías.

Hasta que en 1999 se observara al solrayo en las costas de la isla colombiana de Malpelo, jamás se le había observado vivo. “Su presencia generó una avalancha de buceadores que querían ver y filmar al animal”, explica Pascual. “Al principio era muy manso, dejándose incluso tocar, y, ahora, en cuanto detecta a un submarinista huye, y ya no se deja ver desde hace algunos años” ha añadido.

En El Hierro fueron observados por primera vez en verano de 2006 y desde entonces ha vuelto cada año. El IEO apunta que la especie ya había sido citada en aguas canarias, donde los pescadores conocen a este escualo como sarda. Se han registrado varias capturas accidentales de esta especie, especialmente en las islas occidentales, donde existe un talud pronunciado y rocoso, en torno a los 500 metros de profundidad. Los ejemplares de mayor tamaño superan los cuatro metros y los 400 kilogramos de peso.

El experto en tiburones Pedro J. Pascual indica que los avistamientos del solrayo en El Hierro coinciden con el momento “más delicado” de la especie.