X
CD TENERIFE > COPA DEL REY JUVENIL

El Tenerife, eliminado tras caer ante el Espanyol

   

El CD Tenerife juvenil cayó eliminado este sábado de la Copa del Rey. El equipo que entrena Yeray Romero perdió 4-1 ante el RCD Espanyol de Barcelona en el choque de vuelta de los octavos de final del torneo del KO. En la ida también habían ganado los periquitos: 0-1.

Los blanquiazules empezaron muy bien el encuentro, adelantándose en el marcador por medio de Franco a los 7 minutos aprovechándose de una indecisión de la defensa periquita para encarar a Edgar y batirle de un lanzamiento ajustado. Con este resultado se igualaba la eliminatoria, sin embargo, este tanto sirvió de motivación extra para los pupilos de Martín Posse que mediada la primera mitad sentenciaron la eliminatoria con tres goles. En la primera aproximación clara de los locales, a los 23 minutos 23, Jafar lograba la igualada, mientras que Gabi, en los minutos 34 y 36 subía el 3-1 al marcador.
Sin embargo, los tinerfeños no bajaron los brazos y Jorge en el minuto 39 pudo acortar distancias pero su lanzamiento desde la frontal del área fue repelido por el palo.

En la reanudación, los catalanes siguieron dominando el encuentro ante un conjunto insular que no bajó los brazos e intentó acortar diferencias sin éxito, siendo el cancerbero tinerfeño Dani el mejor jugador de su equipo. A poco para el final, Kilian subió el definitivo 4-1 al marcador con un chut cruzado.

RCD ESPANYOL: 4
CD TENERIFE : 1

Espanyol: Edgar, Blázquez, Rubén, Clerc, Blanchart (Arroyo, min.62), Pau Senent (Miravent, min.62), Paul, Gabi, Jafar (Kilian, min.77), Gil y Eric (Pirulo, min.71).

Tenerife: Dani, Aaron (Leandro, min.57, (Palme, min.83), Oushane (Nacho, min.79), Óscar, Jonny, Lamine, Omar, Jorge, Alexander, Pedro (Fabian, min.83) y Franco.

Goles: 0-1, min. 7: Franco. 1-1, min. 23: Jafar. 2-1, min. 34: Gabi. 3-1, min. 36: Gabi. 4-1, min. 83: Kilian.

Árbitro: Simón del Pi. Amonestó al tinefeño Dani (min.58).

Incidencias: Partido disputado en la Ciutat Esportiva de Sant Adrià de Besòs, ante unos 450 aficionados.