X
INTERNACIONAL > CRÍMENES DE GUERRA

El Tribunal de Belgrado considera que Mladic puede ser extraditado

   

REUTERS/EP | Belgrado

El Tribunal Especial de Belgrado ha dictaminado este viernes que el ex general serbo-bosnio Ratko Mladic es apto para ser extraditado a La Haya para ser juzgado por crímenes de guerra y genocidio por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), si bien el abogado del detenido ha adelantado que apelará esta decisión.

El tribunal ha informado de que Mladic, detenido el jueves en el norte de Serbia, tiene hasta el lunes para apelar su extradición. Su hijo, Darko Mladic, que le había visitado este viernes, había asegurado que su estado de salud no era bueno y que por tanto no debía ser enviado a La Haya.

La juez Maja Kovacevic ha sido la encargada de anunciar la decisión del tribunal de crímenes de guerra de Belgrado. Según ha dicho, Mladic ha sido examinado por una comisión médica, “que ha determinado que está preparado para los procedimientos subsiguientes”.

Así pues, “se ha entregado al abogado de Mladic los documentos de extradición y tiene hasta el lunes para apelar”, ha explicado Kovacevic. El abogado del ex general serbo-bosnio, Milos Saljic, ya anunciado que apelará el lunes la extradición y ha insistido en que Mladic no puede ser entregado al TPIY por sus problemas de salud. “Debe recibir el tratamiento adecuado antes de su extradición”, ha defendido.

“Estamos casi seguros de que no puede ser extraditado en tal situación”, había señalado antes de conocer la decisión judicial Darko Mladic. “No se encuentra my bien, tiene su brazo derecho medio pararalizado y su lado derecho está parcialmente paralizado”, había explicado.

Según las escasas imágenes que se han visto de Mladic desde su arresto, parece haber envejecido bastante –tiene 69 años– y presentaba algunos problemas de movilidad. Las autoridades serbias han informado de que tiene la tensión alta, problemas coronarios y una piedra en el riñón. Su hijo asegura que sufrió dos infartos cerebrales, si bien reconoció a su familia y sabía que estaba detenido.