X
ESCENARIOS POSTELECTORALES > PACTOS DE GOBIERNO

Ferraz ve una solución para sus dirigentes locales y pactar con CC

   

DOMINGO NEGRÍN – BEGOÑA AMEZUA | Santa Cruz de Tenerife

La dirección federal del PSOE analiza una tercera vía para solucionar el bloqueo del pacto de gobernabilidad con Coalición Canaria (CC) que le permite satisfacer parcialmente las exigencias de sus organizaciones insulares contrarias a dar su apoyo a los nacionalistas, garantizar la entrada del PSC con José Miguel Pérez en el Ejecutivo canario y el apoyo de CC en el Congreso de los Diputados al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

Tras la asistencia este viernes de José Miguel Pérez a una reunión de todos los secretarios generales territoriales en la sede central del PSOE y la cita del sábado del máximo orgáno del partido entre congresos en Madrid, la dirección regional de los socialistas canarios se congrerá, en Santa Cruz de Tenerife, el Día de Canarias, para valorar las directrices emanadas desde Ferraz.

Ante la negativa de la mayoría de los socialistas de Tenerife y de La Palma a apoyar a CC en las principales corporaciones locales de estas dos Islas donde los nacionalistas se han quedado a las puertas de las mayorías absolutas, la dirección federal ha barajado una vía de solución alternativa.

En aquellos municipios y cabildos prioritarios para CC en los que el PSC rechaza totalmente dar su apoyo a los nacionalistas, Ferraz plantea que se respete la voluntad de las organizaciones insulares para no apoyar a los nacionlistas a cambio de que se comprometan a no pactar con el Partido Popular.

De esta manera, Coalición Canaria lograría gobernar con sus mayorías minoritarias en todas las corporaciones importantes para los nacionalistas. Se trata de plazas como el cabildo tinerfeño, palmero, herreño y conejero. También, entre otros, los ayuntamientos de Santa Cruz de La Palma, los Llanos de Aridane, Breña Baja, Frontera, Santa Cruz de Tenerife, el Puerto de la Cruz y Granadilla.

Esta vía de la federal, de no obligar a las organizaciones insulares a pactar con CC y prohibir apoyar al PP, implica además un frenazo para las aspiraciones de los populares de lograr tener más fuerza local, la principal debilidad de la organización presidida por José Manuel Soria. El PP canario asienta su granero de votos en los municipios más importantes de las Islas, principalmente en las áreas metropolitanas.

Pero además esta estrategia se encuadra en el escenario de las próximas elecciones generales de marzo de 2012 de negar a los populares cualquier ventaja que pueda ir en contra de los socialistas.

Paralelamente se disipa el riesgo para el PSC canario de no poder regresar al Gobierno de Canarias después de 18 años, y de convertir la debacle electoral del 22-M en un éxito parcial, por los planteamientos de algunos dirigentes socialistas locales. Pero además existe un último argumento y es que parece muy compleja la rúbrica de un acuerdo de gobernabilidad entre el PP y el PSC. A las puertas de unos comicios ganerales, las contradicciones entre estas dos formaciones políticas serían muy relevantes. Pero además, si Mariano Rajoy alcanza la Monloca, sede de la Presidencia estatal, el Gobierno del PP aplicará las medidas económicas que Zapatero no ha hecho. Un escenario que permitirá al PSOE ir recomponiéndose al poder ejercer una dura oposición.

José Miguel Pérez: “No va ir nadie por libre”

El secretario general del PSOE en Canarias, José Miguel Pérez, se mostró confiado en que no se produzcan discrepancias entre la dirección federal y la regional sobre el sentido de los pactos postelectorales en la comunidad, y añadió que su esfuerzo se dirige a lograr ese consenso. Además, Pérez dijo que esa decisión se tomará desde el acuerdo en el partido y advirtió de que “no va a ir nadie por libre” en materia de pactos.

“Si hay alguien que va por libre ya saben lo que va a pasar, está contemplado en los estatutos”, avisó el secretario general canario. También descartó que se produzca un pacto “en cascada” -en todas las instituciones donde el PSOE sea determinante para conformar gobierno- porque la “experiencia” indica que esa posibilidad “no se produce nunca” y remarcó que la decisión sobre las futuras alianzas postelectorales no será “unipersonal” sino atendiendo a los criterios que se expresen en los órganos de dirección.

Así lo enfatizó este viernes tras asistir en Madrid a la reunión entre el presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, con los secretarios regionales socialistas, en la que se acordó proponer a Rubalcaba como candidato a las elecciones generales de 2012 y celebrar una Conferencia Política en septiembre.

Pérez trasladó a los medios que la decisión sobre pactos atenderá a criterios como la estabilidad política en las instituciones canarias, la lucha contra el paro, las posibilidades de crecimiento económico para el Archipiélago y la reforma administrativa que posibilite una mejor situación económica.

“No me preocupan las batallitas internas y los juegos de poder”, ha enfatizado el secretario general del PSOE en Canarias para remarcar que será “leal” a lo expuesto en la campaña electoral y que va a escuchar a todas las partes implicadas: a los órganos del partido, a la dirección federal y a las “personas que sí pueden gobernar”.