X
LA PALMA > LA DIPLOMACIA EXTRAOFICIAL

La diplomacia palmera

   

DAVID SANZ | Santa Cruz de La Palma

Antonio Méndez, en la terraza de su querido Bar Bahía./ D.S

Antonio Méndez, en la terraza de su querido Bar Bahía./ D.S


La Diplomacia extraoficial de La Palma tiene nombre propio: Antonio Méndez. Lleva más de treinta años escribiendo cartas a las personalidades más relevantes de la política, la sociedad, la cultura o el deporte del mundo. Un auténtico embajador de La Palma que con sus misivas ha llevado el nombre de la Isla por los cinco continentes. A cambio recibe una carta de respuesta, generalmente con una foto firmada o dedicada por la personalidad.

El último episodio de este ejercicio singular le ocurrió recientemente con una triste coincidencia. El martes tres de mayo recibió la respuesta de un hermano del golfista Severiano Ballesteros con una foto del deportista, como respuesta a una carta de Antonio Méndez en la que le felicitaba por su cumpleaños. Pocos días después fallecía el genial deportista.
Son incontables las cartas y fotografías que ha recibido durante este tiempo Antonio Méndez, que ha expuesto primero en Santa Cruz de La Palma y después en el Casino de la capital tinerfeña y la Ermita de San Miguel de La Laguna, donde disfrutó de un éxito rotundo.

La insistencia ha sido una de las claves para que algunas personalidades le respondieran a sus cartas, como la familia real de Mónaco. Salvo los presidentes rusos, dirigentes de diversos países africanos o el propio Sadam Husein, cuando era presidente de Irak, casi nadie le ha fallado en responderle. Curiosa es la actitud de la Casa Real inglesa, donde la secretaria de la Reina le contestó la carta a modo de agradecimiento, aunque le aclaró que no enviaban foto. Otro tanto hizo el príncipe Guillermo cuando anunció su enlace con Catalina. Tampoco tiene fotos de ellos. Un cariño especial conserva de las cartas remitidas por la Madre Teresa de Calcuta, que le contestaba con “unos papelillos” en misivas que llegaban con sellos reutilizados. Al igual que las del político Enrique Tierno Galván, una personalidad que también admira.
Antonio Méndez confiesa que escribe “en palmero, con mi vieja Olympia. No reviso el texto y tal y como sale de la máquina lo envío a Correos”. Además asegura que cuando era difícil conseguir las direcciones de estas personalidades, ahora tiene amigos que se las encuentran en internet, las enviaba siguiendo un método infalible: “un presidente vive en un palacio presidencial y un monarca en un palacio real”.

Antonio Méndez es una personalidad de la vida social de la capital palmera. El uno punto de la Danza de los Enanos durante muchos años y que próximamente cumple 25 años desde que dejó de bailarlos. Se retiró tras la función especial que se hizo con motivo de la vista del Rey don Juan Carlos en 1986.

Llevaba un tiempo en el que había bajado su actividad epistolar, pero ahora ha vuelto a retomarla. Durante la semana va recopilando datos sobre los personajes con los que entablar correspondencia y el domingo se sienta a escribir las cartas, que el lunes pone en Correos. Tiene un apartado de correos que consulta una vez a la semana. “Antes, cuando la ola era grande, iba todos los días”, reconoce.

Méndez no deja copia de lo que escribe, ni tampoco anota a quién se dirige. Así no desespera por la respuesta y “cuando llega la carta es una sorpresa”. Ahora tiene en proyecto una nueva exposición en La Palma y aguarda a la creación de un nuevo país, Sudán del Sur, para felicitar el nacimiento de esta nación con una nueva carta.