X
PACTOS DE GOBIERNO >

La imposición de Ferraz garantiza a CC las principales instituciones

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | Santa Cruz de Tenerife

Coalición Canaria se garantiza el control de las principales instituciones de la provincia occidental gracias a la prohibición del Comité Federal del PSOE de pactar con el PP.

Aunque no conste oficialmente, la decisión adoptada ayer por la dirección regional de negociar con CC la constitución de un Gobierno lleva parejos unos acuerdos en cascada en las principales instituciones del Archipiélago: cabildos y capitales sin mayorías suficientes tras las elecciones del 22 de mayo.

A diferencia del escenario dibujado en las islas orientales, donde las combinaciones están más abiertas, la imposición de Ferraz (sede federal del PSOE) hace imposible cualquier otro resultado que no sea el de facilitarle las cosas a CC.

Así será en los ayuntamientos de Santa Cruz de Tenerife, Santa Cruz de La Palma, Valverde y La Laguna. En cuanto al de San Sebastián de La Gomera, Casimiro Curbelo ya ha expresado sus preferencias por contar con el apoyo de Coalición.

El semáforo da luz verde a Coalición Canaria en uno de los feudos donde más retrocedió. En La Palma, CC perdió la mayoría absoluta en el Cabildo y en seis ayuntamientos. Entre las corporaciones locales destaca Los Llanos de Aridane. Allí, el PSOE ya no le podrá entregar el bastón de mando al PP. De los catorce municipios palmeros, CC mandaba en nueve.

En Gran Canaria, la capital no es un problema -el PP le dio a la vuelta al calcetín-, pero lo del Cabildo es otro cantar. Con catorce consejeros, el Partido Popular necesita uno para completar la ecuación. Sin embargo, el PSOE (siete) y CC (tres) suman diez. Y, salvo que Juan Domínguez (CCN) se desmarque de Coalición Canaria, la moción de censura contra el electo José Miguel Bravo de Laguna es cada vez más viable.

Estaba previsto que PP y CC anunciaran esta semana el pacto de gobernación en el Cabildo de Gran Canaria. No obstante, la predisposición del PSOE altera los planes. Los socialistas confían en que la otra parte ceda y haga presidenta a Carolina Darias. Fernando Bañolas (CC) y Román Rodríguez ( NC) se disputarían la vicepresidencia. Si había algún documento firmado, es papel mojado. Lo contrario sería una sorpresa mayúscula. El líder del Centro Canario, Ignacio González, alimentó la especulación al proclamar jornadas atrás que el CCN es “un partido independiente que no recibe directrices de CC”.

El panorama tiene otro color en Lanzarote y Fuerteventura. Si bien las opciones de Coalición Canaria no son exiguas, habrá que pelear duro.

En Arrecife, por ejemplo, el PP dispone de ocho concejales, por siete de CC, cinco del PSOE, y tres entre AC25m y PNL-NL (Nueva Canarias). En el Cabildo, CC ha logrado nueve consejeros, por seis del PP, cuatro del PSOE y tres de otros dos partidos.

La aritmética en Puerto del Rosario no es tan complicada como en el Cabildo. Aquí, el PSOE (cuatro) impide que CC (nueve) sea desbancada.

A regañadientes

El camino también se ha despejado en Tenerife. A pesar de las primeras alianzas entre el PSOE y el PP (Santiago del Teide y San Juan de la Rambla), los socialistas apuntalarán a regañadientes a CC en la capital, en La Laguna y en el Cabildo.

El comité local de CC en Santa Cruz está convocado para mañana y en esa cita se analizará cómo queda el escenario político tras una semana de intensos contactos a varias bandas.

Fuentes de la organización corroboraron ayer a este periódico que el candidato a la Alcaldía, José Manuel Bermúdez, “ha hablado casi todos los días” con el socialista Julio Pérez. “Solo de posibilidades”, matizan. “Los dos sabían que hasta que no se reunieran las ejecutivas federal y regional del PSOE no se podía llegar a ningún acuerdo”.

Los dirigentes de CC consideran “imposible” que el partido permita algún tipo de entendimiento sin meter al Cabildo y a Santa Cruz. “Eso es impepinable”, advierten en privado.

En una nota, la presidenta de CC, Claudina Morales, subraya que “en el diálogo primarán los intereses de Canarias sobre las aspiraciones personales”.