X

La jueza de EE.UU. niega la libertad bajo fianza al director del FMI

   

Strauss-Kahn durante su comparecencia ante la jueza. | EFE

EFE | Nueva York

La jueza que instruye el caso contra el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dene-gó ayer su libertad bajo fianza y fijó para el próximo 20 de mayo su próxima comparecencia ante ese tribunal.

El fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, anunció que Strauss-Kahn, de 62 años, ha sido acusado de intento de violación y de abuso sexual en primer grado contra la empleada del hotel neoyorquino, delitos por los que puede ser condenado a 25 años de prisión.

También ayer, la dirección general del hotel Sofitel se puso a disposición de las autoridades estadounidenses para que se aclare “el incidente” registrado en Nueva York el sábado pasado, en el que aparece involucrado el director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Strauss-Kahn fue denunciado ese día por una de las empleadas del establecimiento en Nueva York por intento de violación y abuso sexual, y la fiscalía confirmó ayer que ha sido acusado de dichos cargos.

La jueza de Nueva York que instruye el caso denegó la libertad bajo fianza de Strauss-Kahn y fijó para el 20 de mayo su próxima comparecencia ante el tribunal. En un comunicado difundido en París, Sofitel subrayó que su principal prioridad es garantizar la seguridad de sus clientes y empleados.

El director operativo de Sofitel a escala mundial, Robert Gaymer-Jones, desmintió que la compañía haya ocultado “casos repetidos de agresiones sexuales”, tal y como se señala que ha denunciado un parlamentario francés en contra de la dirección del establecimiento en Nueva York.

“Esas alegaciones carecen de fundamento y tienen por ello un carácter difamatorio”, destacó la nota.
Indicó que desde hace más de un año la cadena tiene a disposición de todos sus colaboradores un número telefónico para alertar sobre “hechos específicos” y aseguró que hasta la fecha no se ha comunicado ninguno.

Reacciones

El excanciller brasileño Celso Amorim abogó ayer por que el próximo director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) proceda de un país emergente, si se decidiera nombrar un sucesor del francés Dominique Strauss-Kahn. “No creo que en el FMI ni en el Banco Mundial pueda seguir habiendo el monopolio de EE.UU. y Europa”, dijo.