X
SALUD>

Los infartos matutinos son los más mortales, explican los cardiólogos

   

DIARIO DE AVISOS | Santa Cruz de Tenerife

Según Andrés Iñiguez Romo, jefe de servicio de cardiología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, los infartos que se producen por la mañana tienen peor pronóstico que los ocurren a otras horas del día. Un infarto de miocardio ocurre cuando se bloquean los vasos sanguíneos que irrigan al corazón lo cual impide que llegue oxígeno suficiente a ese órgano, la consecuencia son daños permanentes o muerte del tejido cardíaco.

Por eso, según este experto, “Independientemente del momento del día, cuanto más rápido se trate a alguien que está padeciendo un infarto, menor será el daño que sufrirá. Por eso, es esencial que cualquier persona que experimente síntomas de un infarto de miocardio llame a los servicios de emergencia de inmediato”.

Hace unos meses, según informa la web de la Fundación Española del Corazón, científicos del Hospital Clínico San Carlos de Madrid y del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III (CNIC) demostraron que la hora en que se producen los infartos influye en el daño que se ocasiona en el músculo cardiaco. Este estudio, publicado en la revista Heart, evaluó a 811 pacientes para desvelar que el tamaño del área infartada es mayor en aquellos individuos que habían sufrido un infarto entre las 6 de la mañana y las 12 del mediodía. La investigación descubrió que los infartos que ocurren entre las 6.00 am y el mediodía parecen producir la muerte de un área 20% mayor de tejido cardíaco, que los ocurridos a cualquier otra hora. Los expertos creen que los ciclos naturales del organismo de vigilia y sueño podrían explicar estas diferencias, pero es necesario llevar a cabo más estudios para confirmarlo.

Desde hace tiempo se sabe que el ritmo cardíaco influye en varios procesos cardiovasculares como la presión sanguínea, el ritmo cardíaco o la incidencia de los ataques cardíacos, que tienen tendencia a producirse más bien cuando la persona se despierta. Iñiguez Romo explica que la frecuencia ritmo circadiano “parece mayor a primeras horas de la mañana o de la madrugada, pues se sabe que luego baja su frecuencia”.

Andrés Iñiguez detalla que el infarto se produce por cambios “fundamentalmente en el tono simpático o parasimpático, en la actividad de agregación plaquetaria en la adineración de caletecolaminas. De manera que, cualquier situación que cambia el tono simpático o parasimpático, cambia las condiciones hemodinámicas del sujeto”.