X
ELECCIONES 22M > NACIONAL

Los socialistas se hunden en las capitales de provincia

   

EFE | MADRID

Sevilla y Barcelona se han convertido hoy en el símbolo del hundimiento del PSOE en las capitales de provincia, un mapa del que prácticamente desaparece en favor del PP.

A la espera de los pactos postelectorales, los socialistas podrían perder 15 de las 23 alcaldías que mantenían hasta ahora.
Andalucía es el mayor ejemplo de la debacle socialista, ya que el PP se ha hecho con todas las capitales de provincia.

Los populares han logrado su sueño de contar con mayoría absoluta en el Ayuntamiento de Sevilla para interrumpir doce años de gobierno socialista y presentar su éxito en la capital como el preludio de su victoria en las autonómicas del próximo año.

Los socialistas también pierden Jaén en favor del PP y los populares se hacen además con la alcaldía de Córdoba, la única capital de provincia que gobernaba IU, que se desploma.

El PP revalida la mayoría absoluta en Málaga, Granada, Cádiz y la consigue en Almería.

La segunda ciudad que ejemplifica la derrota socialista en estas municipales es Barcelona, bastión del PSC desde hace 32 años. CiU se ha hecho con 15 concejales, frente a 11 ediles socialistas, y su cabeza de lista, Xavier Trías, ha tendido de inmediato la mano al resto de partidos para gobernar la capital catalana.

CiU también ha vencido en la histórica plaza socialista de Girona, aunque necesitará pactos.

Junto a estas pérdidas, el PSC ve peligrar la alcaldía de Tarragona si pactan CiU y PP, ya que se ha quedado a dos representantes de la mayoría absoluta.

No obstante, el PSOE mantienen la alcaldía de Lleida al revalidar su mayoría absoluta.

Tampoco ha sido bueno para los socialistas el resultado en Galicia, donde el PSdG, después de 28 años en la alcaldía de A Coruña, la ha perdido en favor del PP, que ha conseguido mayoría absoluta.

En Lugo, el PP ha ganado los comicios con 12 concejales, pero los socialistas podrían seguir gobernando con el BNG, mientras que el PSOE ha mejorado sus resultados en Ourense y también podrá mantenerse en el consistorio con los nacionalistas gallegos.

La cuarta capital gallega, Pontevedra, sigue en manos del BNG, uno de los triunfadores de la noche al conseguir cuatro concejales más que en 2007, aunque seguirá necesitando el apoyo de los socialistas.

En Castilla-La Mancha, a pesar de perder la Presidencia de la Comunidad, los socialistas podrán mantener la alcaldía de la capital, Toledo, si consiguen el apoyo de IU.

El PSOE también ha logrado arrebatar al PP la Alcaldía de Cuenca, una de sus escasas victorias, pero dejará de gobernar en Albacete, donde el PP ha conseguido la mayoría absoluta que revalida en Ciudad Real y Guadalajara.

En Extremadura, el PP recupera con mayoría absoluta la alcaldía de Cáceres, que perdió en 2007, y mantiene el liderazgo en la de Badajoz.

También parece inexpugnable la mayoría absoluta de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ayuntamiento de Madrid, aunque en esta ocasión ha perdido tres concejales con la entrada de UPyD en el consistorio.

El partido de Rosa Díez ha logrado asimismo un hueco en el Ayuntamiento de Murcia, pero, en este caso, sin desgastar la mayoría absoluta del PP.

Tampoco se ha visto erosionada por ninguna circunstancia la hegemonía de Rita Barberá en Valencia, que repite mayoría absoluta como los populares de Alicante y Castellón.
Otra de las capitales de provincia que cae en manos del PP es Palma de Mallorca, donde los populares consiguen mayoría absoluta con un militante recién llegado a la política, Mateo Isern.

La sorpresa en el País Vasco ha sido San Sebastián, donde Bildu se ha llevado la victoria con ocho concejales, mientras que el PSE/EE de Odón Elorza, que ha gobernando el Ayuntamiento veinte años, se ha quedado con 7 ediles. PP y PNV han empatado a seis ediles.

En Vitoria los socialistas han perdido tres de sus nueve concejales y, de ostentar la alcaldía, pasan a ser la tercera fuerza, superada por el PP, que podría recuperar el consistorio, y el PNV.

Mientras, en Bilbao, el PNV de Iñaki Azkuna refuerza su liderazgo al conseguir la mayoría absoluta en el consistorio, donde Bildu entra con cuatro concejales.

Una de las pocas alegrías de la noche en el PSOE se la ha llevado Juan Alberto Belloch, que podrá volver a ser alcalde de Zaragoza si pacta con el CHA e IU.

Aunque el PP ha ganado las elecciones en la capital maña, se ha quedado a un concejal de la mayoría absoluta y el PAR, que podría ser su aliado natural, no ha logrado representación.

Otro municipio emblemático que pierden los socialistas es León, la tierra de José Luis Rodríguez Zapatero, donde el PP se ha hecho con la mayoría absoluta.

En Castilla y León, los populares también han arrebatado al PSOE Palencia, mientras que han reforzado sus mayorías absolutas en Salamanca y Valladolid; la han mantenido en Burgos y Ávila y la han conseguido en Zamora, donde gobernaban en minoría.

En Segovia, los socialistas han perdido la mayoría absoluta, pero podrían mantener la alcaldía con el respaldo de IU, que entra en el Ayuntamiento.

La excepción en esta comunidad es Soria, donde el PSOE podrá gobernar en solitario.

En Pamplona, UPN ha sido la fuerza más votada en el Ayuntamiento con once concejales y podría gobernar con los socialistas, que han conseguido tres ediles. Bildu ha entrado en el consistorio navarro con tres concejales.

En Canarias, los socialistas pierden la alcaldía de Las Palmas de Gran Canarias al lograr el PP la mayoría absoluta.

En Santa Cruz de Tenerife, Coalición Canaria, hasta ahora en la alcaldía con apoyo del PP, baja a nueve ediles, mientras que los populares suben hasta nueve, con lo que el consistorio queda de nuevo a la espera de pactos.

También han perdido los socialistas la alcaldía de Logroño, donde el PP ha logrado la mayoría absoluta, una ventaja que los populares han reforzado en Santander, donde ya gobernaban.

Lo contrario ha ocurrido en la capital asturiana, donde el PP ha pasado de 17 a 11 concejales y Gabino de Lorenzo, alcalde durante veinte años, tendrá que pactar si quiere gobernar con el Foro por Asturias del ex ministro Francisco Álvarez Castos, que ha irrumpido en el consistorio con siete ediles.