X
CD TENERIFE > LA ACTUALIDAD

Pedro Cordero confeccionará el próximo proyecto deportivo

   

M. M. | Santa Cruz de Tenerife

Pedro Sánchez Cordero (Cartagena, 17-08-1968), es desde ayer mismo el nuevo director deportivo del CD Tenerife. Miguel Concepción anunció tras la Junta General Extraordinaria el fichaje del murciano, que será el sustituto de Juanjo Lorenzo. Este exfutbolista profesional será el encargado de confeccionar la plantilla que devuelva a la Segunda División al equipo tinerfeño. La próxima semana será presentado y se pondrá inmediatamente a planificar el proyecto deportivo, que tiene como único final el ascenso de categoría.

Concepción dejó muy claro que el objetivo para la próxima temporada es el regreso a la categoría de plata. Para lograrlo el proyecto pasa por hacer una nueva plantilla, que estará confeccionada por jugadores “destacados de Segunda B, algún veterano de Segunda A”, y en la que la cantera “también tendrá su oportunidad”, dijo el máximo dirigente del Tenerife. “De ese equipo saldrá la estructura que esperamos utilizar el siguiente curso en Segunda División A”, apuntó en este sentido.

Cordero será el encargado de elegir a los jugadores, pero también al entrenador. Aunque David Amaral tiene contrato en vigor la próxima campaña, Concepción pasó la responsabilidad de la continuidad del de Arico al nuevo director deportivo. “Al entrenador lo nombra el director deportivo. Amaral tiene contrato para una temporada más, pero tampoco puedo garantizar que si al nuevo director deportivo no le gusta el actual técnico, pues no se lo podré imponer”, señaló al respecto Concepción, que descartó tajantemente que el nuevo responsable del área deportiva tinerfeñista sea un satélite de Quique Pina, como se ha señalado en las últimas fechas: “Que Pedro Cordero tenga dos hermanos trabajando en el Granada no quiere decir nada. Pedro Cordero viene a trabajar para el Tenerife. Se le ficha por el conocimiento que tiene de la Segunda División B y no hay mayor relación”.

El cartagenero ya sabe que la plantilla tendrá un tope salarial de 120.000 euros, que es una cantidad extraordinariamente elevada para la Segunda División. No todos los jugadores que vengan al Tenerife cobrarán eso, ya que habrá un baremo que oscila entre los 50.000 y los 120.000. Lo que parece claro es que el presupuesto será uno de los más altos de la categoría, debido a que se equiparará con la exigencia del proyecto: “En Segunda B seremos un club con un presupuesto alto, pensado para subir”.

Pero antes de formar un nuevo bloque, hay que aligerar la actual nómina. Y en esa labor está inmerso Lorenzo. Concepción comunicó hace tres meses a la plantilla que si bajaban a Segunda B, “tendríamos serias dificultades para cumplir incluso con la ficha del 30 de junio. Lógicamente, la fecha clave es la del 30 de julio, porque nos pueden denunciar y perderíamos otra categoría. Por lo tanto tendremos que sacar el dinero debajo de las piedras para atender los contratos de este año, pero en Segunda B no voy a pagar contratos de Segunda A o de Primera. Si hay un jugador que quiere exigir el contrato de Segunda A, está en su derecho, pero estamos en nuestro derecho de no pagar y para eso se articularán los mecanismos que hagan falta”, avisó el empresario, al que no le parecería justo que algún jugador se mostrase inflexible a mantener una negociación.

El objetivo claramente es sacar a los 15 jugadores que tienen contrato en vigor para el curso venidero a coste cero. Ese es el primer paso para reducir los graves costes económicos que conlleva el descenso. Pero también Concepción tendrá que negociar con los principales acreedores (CajaCanarias y Hacienda), para intentar evitar los pagos que estaban previstos próximamente. “Hemos pedido carencia a los créditos con CajaCanarias, que ha accedido a ello. También negociamos con Hacienda y esperamos que no tengamos problemas, ya que también son unos créditos garantizados”, avanzó cuando se le cuestionó por la economía.

Y para la parte final de su larga intervención, de más de media hora, dejó Concepción el mensaje que le quiso lanzar a la afición. “Este descenso es un accidente. Lo mejor que tiene el CD Tenerife es la afición. Soy el máximo responsable de lo que ocurre en este club, por eso no me basta con pedir perdón, le voy a dar trabajo a la gente. Le pido a la afición que no abandone sus asientos. Trabajaré para recuperar la ilusión y lo haremos con trabajo. La grandeza de este club no está en la categoría en la que milita, la real grandeza de este club es su afición, una afición de la Isla y de la provincia”, dijo Miguel Concepción. Y pidió con insistencia a la afición que no abandone a este club.