X
MI AMIGO CICLANO > POR VÍCTOR ÁLAMO DE LA ROSA

Pornografía

   

No pudo darme más pena, mi querido amigo Ciclano, intentando llegar a las Teresitas, el pasado domingo. Casi le da el soponcio definitivo, me dijo. Resulta que el Ciclano tiene a su mujer embarazada y entonces el ginecólogo le dijo que fuera a la playa a caminar y a tomar un baño, que eso era bueno y relajante. Y como Ciclano vive en Santa Cruz, una desgracia como otra cualquiera, esa ciudad cada vez más conocida porque es la “gran” ciudad canaria donde la gente indigente se muere en la calle, condujo su coche hacia las Teresitas. Antes de llegar a San Andrés ya se encontró el tráfico parado y un espantoso caos. Año tras año, siglo tras siglo, los accesos a la mayor área de ocio de una de las capitales de Canarias son peor que tercermundistas. Y el Ayuntamiento de Santa Cruz mirando para otro lado. No sabe. No contesta. Nosotros no fuimos. Lo de la playa no es culpa nuestra, lo de los mendigos muertos tampoco. Y el Ciclano va y se calienta, rememorando a su esposa embarazada al borde del patatús, y me dice que lo que está ocurriendo en el mundo actual es pornográfico, me dijo. ¿Cómo que pornográfico?, pregunté. Sí, dijo Ciclano, es más que obsceno. Es descarado. Es sórdido. Ya, pero a mí me gusta la pornografía, le dije. Y el otro me preguntó que por qué, y yo le respondí que porque era sincera: gentes escarbándose los sexos, cabalgando y sudando, y ya está, por eso lo porno es sincero, es lo que hay, le dije. Sin trampa ni cartón. Y entonces Ciclano me dijo que ahora lo pillaba, que ahora comprendía. Porque a nosotros nos engañan. Todo el tiempo. Nos dan por todos lados pero con disimulo, con trampa. Nos dan por delante y por detrás y por arriba y por abajo nos dan.

Nos dicen por un lado que nos apretemos el cinto, que no hay perras, y por otro cualquiera puede leer que César Alierta, presidente de Telefónica, tiene un sueldo fijo de 2,23 millones de euros (solo en 2010, en plena crisis, cobró la friolera de 8,6 millones). Si esto no es obsceno que venga Dios y lo vea, me dijo Ciclano, y empezó a desbrozar una retahíla de ejemplos así de sórdidos, verdaderamente vergonzantes, ni siquiera pornográficos porque tras ellos no había ni pizca de sinceridad. Y Ciclano me dijo que después de celebrarse el domingo estas elecciones autonómicas, se supone que todos los altos cargos que cesen en sus funciones, tendrán derecho por su cara bonita a una indemnización equivalente a una mensualidad de sus haberes líquidos y la parte proporcional de la paga extraordinaria, que viene a ser aproximadamente unos 8.000 euros. Así sin más, porque sí. Por mi bonita cara bonita. Y hasta recordó, por obsceno, el miserable descenso del CD Tenerife a 2ª B, un descenso que pasa sin que nadie rinda cuentas, dé explicaciones, asuma responsabilidades y proponga dimisiones. Pero el pueblo canario es bueno. No somos como los franceses, tan protestones. Esos gabachos por menos de nada arman unos jaleos tremendos… En fin, Ciclano, como el domingo hay que ir a votar, porque la democracia es importante, es bueno recordarle absolutamente a todos los candidatos, salgan o no salgan elegidos, que la cuerda de la paciencia del pueblo ya no se puede estirar más, que ya no estamos para pagarle sueldos a la banca ni para tanta ineficacia política sino para que fluya equitativamente la riqueza. Así de simple. Recuerden que la palabra revolución ya no nos queda tan lejos ni en el diccionario ni geográficamente, advirtió Ciclano. Y yo lo firmo.

www.victoralamodelarosa.com

www.victoralamodelarosa.com