X
LA PALMA >

PSOE y PP mantienen la corriente a favor de un acuerdo en la Isla

   

D. SANZ | Santa Cruz de La Palma

La Palma se barrunta como uno de los grandes escollos para el pacto regional que se perfila entre socialistas y nacionalistas, si como ha ocurrido tradicionalmente las instituciones de más peso político de la Isla, como el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma o el Cabildo Insular, deberían estar en sintonía con dicho acuerdo.

De momento, tal y como adelantó en su momento este periódico, existe una mayor tendencia hacia un pacto global entre PSOE y PP en La Palma a cualquier otra fórmula de gobierno en Cabildo y ayuntamientos. Lo cierto es que ninguna de las tres fuerzas políticas se han sentado a negociar formalmente un acuerdo, pero sí se han producido contactos entre todas ellas para barajar ciertas opciones.

A la hora del cierre de esta edición, al ejecutiva de los socialistas palmeros no había terminado, pero todo apunta a que haya un posicionamiento prácticamente unánime para que el PSOE llegue a un acuerdo con el PP en La Palma, al margen de lo que pueda ocurrir en otros ámbitos de la Comunidad Autónoma. Tampoco en esta ejecutiva los socialistas tienen previsto tomar una decisión, sino tomar el pulso de la dirección y los diferentes municipios.

Por su parte, en las filas del PP reina también una corriente mayoritaria a favor de un acuerdo con el PSOE. Al igual que en el caso de los socialistas, ningún dirigente ha querido manifestarse a favor de cualquiera de los acuerdos, si bien también el ambiente que se respira desde las bases es el respaldo a un pacto PP y PSOE.

El enconamiento de varios municipios pone todavía más difícil un acuerdo de Coalición Canaria con PSOE o PP. Casos como Tazacorte, Santa Cruz de La Palma, Puntallana o Los Llanos de Aridane, donde las diferencias entre PP y PSOE y los nacionalistas es muy acentuada, disminuye las posibilidades de que CC pueda ofrecer una salida a cualquiera de los dos partidos. En cualquier caso, la dirección de CC mantiene la prudencia y espera a que avancen las negociaciones regionales.

Otras claves en el ámbito municipal

El Ayuntamiento de Breña Alta, uno de los grandes bastiones del PSOE en La Palma, no quiere saber nada de Coalición Canaria. Según ha podido saber este periódico, a los socialistas de este municipio les ha sentado como un tiro una serie de comportamientos de los que fueron testigos la noche electoral, lo que ha cerrado cualquier vía de negociación con los nacionalistas. De ahí que la candidatura de Blas Bravo sólo tenga una opción de gobierno, que pasa por dialogar con los dos concejales del Partido Popular.

En otro de los municipios donde es necesario negociar, Barlovento, las cartas están al revés. En este caso es CC quien no se va a acercar al PSOE después de haber sufrido una campaña que consideran excesivamente dura por parte de esta formación política. De ahí que el grupo que lidera Lázaro Brito esté también sopesando un acuerdo con los populares. Lo que sigue siendo un incógnita en ambos casos es si PSOE y PP se pondrían aquí de acuerdo.