X
RESACA ELECTORAL > COMUNIDAD AUTÓNOMA

Rivero quiere cerrar cuanto antes las negociaciones

   

El presidente del Gobierno, Paulino Rivero, en su comparecencia de ayer ante los medios, en Presidencia (Las Palmas de Gran Canaria). / ACFI PRESS

BEGOÑA AMEZUA / EP | SANTA CRUZ DE TENERIFE / LAS PALMAS

El presidente del Gobierno de Canarias en funciones de Coalición Canaria (CC), Paulino Rivero, señaló ayer en una comparecencia a los medios que el objetivo ahora es “cerrar” una fórmula de gobierno “cuanto antes y no de entrar en culebrones”.

El secretario de Organización de CC, José Luis Perestelo, agregó que las exigencias establecidas por el líder del Partido Popular (PP), José Manuel Soria, para un pacto de gobernabilidad, antes de llegar a la mesa de las negociaciones, es “algo impropio” de quien busca un acuerdo de estabilidad.

Paulino Rivero declaró que “mi obligación es trabajar para que Canarias tenga un Gobierno sólido, fuerte y estable para seguir haciendo frente” a la crisis económica. El objetivo, recalcó, es que se pueda cerrar una fórmula de gobierno “cuanto antes”, apostilló.

El presidente añadió que su obligación es trabajar por un acuerdo “estable”. En esa orientación, continuó, de buscar acuerdos estables, en las distintas instituciones públicas, “trabajaré”, apuntó.

José Luis Perestelo consideró que es el momento de reflexionar sobre las “garantías que hay para llegar a acuerdos estables”.
Para el secretario de Organización de CC, el resultado de las urnas del pasado domingo “obliga” a pactar en muchas instituciones, desde el Gobierno y hasta las corporaciones locales, lo que dificulta aún más el resultado final por las diferencias personales, difíciles de superar, existentes entre los dirigentes de algunos municipios.

Al ser cuestionado Paulino Rivero si la única opción de CC es un pacto con el PSOE, en su condición de tercera formación en resultados, y ante la premisa de que ni CC ni PP renuncien a la Presidencia del Gobierno, Rivero contestó que es tiempo de “responsabilidad”.

Es tiempo, continuó, de “seriedad, de paciencia y de tranquilidad, no de culebrones”. El dirigente de CC añadió que “no voy a filosofar sino que el eje estratégico es un gobierno estable, sólido, fuerte y coherente”.

Rivero apeló a la necesidad de darle “tiempo al tiempo, cada cosa tiene su tiempo, este es el tiempo del trabajo, no de culebrones”, apostilló.

El secretario de Organización afirmó que CC no tiene una predisposición mayor hacia el PSC de José Miguel Pérez para iniciar las conversaciones porque, lo principal, tal y como especificó, es llegar a un unos compromisos de gobierno.

Al ser cuestionado por las exigencias establecidas por José Manuel Soria, principalmente, la referida a que la Presidencia del Ejecutivo es innegociable, José Luis Perestelo respondió que es “algo impropio” de un líder que está “dispuesto” a llegar acuerdos. En una negociación, agregó, “todo debe estar abierto”.
Para Perestelo, los planteamientos expuestos por el líder del Partido Popular, antes de llegar a una mesa de negociación, hay que tomarlas como “cosas que está diciendo conforme a una hoja de ruta que tiene y que forma parte” de las estrategias definidas por José Manuel Soria cuando, en octubre de 2010, decidió abandonar el Gobierno de Paulino Rivero.

El presidente negó que llegar a un pacto con el Partido Popular, por el hecho de haber empatado a 21 escaños, fuera un ejercicio de responsabilidad. Para Rivero, los pactos son “aquellos que sumen más de 31 diputados” y “respondan” a un programa de gobernabilidad.

Contactos con los socialistas

No hay negociaciones entre las direcciones de CC y el PSC pero, diversas fuentes de ambas formaciones, aseguraban ayer que ya se han dado contactos preliminares en los que se ha mostrado la predisposición a aproximar posturas. De hecho el número dos del PSOE, José Blanco, aseguraba ayer que buscarán acuerdos progresistas en Canarias para formar gobierno, según Europa Press.

Coalición Canaria es consciente de que los pactos en cascada son muy complicados pero en la provincia occidental, sobre todo, se han perdido mayorías absolutas en unas instituciones que son de vital importancia y que no se van a quedar al margen del acuerdo regional. La consigna dada a los líderes locales es que eviten llegar a compromisos individuales hasta ver encauzado el acuerdo autonómico. Entre las corporaciones locales en las que necesitan sumar los votos de otro partido están Santa Cruz de Tenerife, La Laguna y el Cabildo tinerfeño. En La Palma, de 15 instituciones, 11 necesitan un pacto.