X
CASO AITANA >

Tres médicos descartan que Aitana falleciera por caerse del columpio

   

El abogado de Diego Pastrana, Plácido Peña, a la salida de los juzgados de Arona. / ESTEBAN PÉREZ

TINERFE FUMERO | Santa Cruz de Tenerife

Tres de los médicos que trataron a Aitana, la niña muerta a finales de noviembre de 2009 en el Sur, sostuvieron ayer en un juzgado que dicho fallecimiento no está relacionada con la caída del columpio que sufrió dias antes.

La declaración de los facultativos, dos doctoras del Hospital Universitario Nuestra Señora de La Candelaria (la popular Residencia) y el restante del centro de salud aronero de El Mojón, coincidieron ayer en el juzgado número 4 de Arona de forma tajante en que desconocen cuáles fueron las causas concretas del fallecimiento de la pequeña, pero desde luego que tenían claró de qué no, en referencia al incidente del columpio, acaecido el día 24, tres antes del ingreso definitivo, ya en parada.

Las coincidencias en las declaraciones de los tres facultativos fueron más allá cuando detallaron las dos especialistas de La Candelaria que era, a su juicio profesional, “imposible” que las lesiones que presentaba cuando fue ingresada el día 24 se debieran a la caíada del columpio.

A este respecto, el médico de El Mojón sostuvo que las lesiones que presentaba el día 21 “eran tan mínimas que hasta podía entenderse que no eran como para acudir al centro de salud”. Incluso, explicó que se trataba de “un golpito en la nariz, no en la cabeza”. En resumen, el doctor, que envió a casa a la niña recetándole un conocido jarabe infantil, fue rotundo: “La niña estaba muy bien”.

Teniendo en cuenta que los doctores que declararon ayer lo hicieron a raíz de una querella de Diego Pastrana, el ex novio de la madre de la niña, que entiende que fue falsamente acusado por la mala praxis profesional de dichos galenos, todo apunta a que el abogado de dichos facultativos pedirá el archivo de la causa. Sobre todo, teniendo en cuenta que el sumario sobre la muerte de la niña, que se tramita en el 7, camina ya hacia el tercer dictamen forense.

García Montes pide que el tercer perito no sea de Tenerife

Por su parte, el abogado Marcos García Montes, que ejerce la acusación particular, ha pedido que el tercer perito que quiere nombrar la juez de instrucción no sea del Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife, para garantizar “la pureza del procedimiento y objetividad e imparcialidad pericial”.

La madre de la niña, representada por García Montes, ha pedido la imputación de su ex compañero sentimental por presunto homicidio, aunque este, cuyo representante es el abogado Plácido Alonso, sostiene que fue una muerte accidental por las lesiones que sufrió Aitana, que tenía tres años, al caer de un columpio.

Los médicos forenses que practicaron la autopsia apuntaron a la muerte accidental de la niña, aunque en un principio se había detenido al compañero de la madre, que quedó en libertad. Pero los peritos contratados por la madre sospechan de una muerte violenta.

Ante el nombramiento por la juez de instrucción número dos de Arona de un tercer perito, Marcos García Montes ha presentado un escrito en el que se opone a que pertenezca al Instituto de Medicina Legal de Santa Cruz de Tenerife.

Así, según el letrado, se evitan “sospechas, dudas, corporativismo e inclusive excusas para evacuar el dictamen por amistad o relación profesional con los médicos forenses intervinientes en la causa”.

Como alternativa, García Montes pide que por los colegios de médicos forenses de Madrid, Barcelona o Valencia se nombre por sorteo a un especialista en medicina legal, y que por las facultades de medicina de Madrid, Barcelona o Valencia se nombre un catedrático para evacuar un dictamen.