X
LA GOMERA >

Una empresa de la Isla acometerá la mejora de la Casa Bencomo

   

El Cabildo es el responsable de acometer la obra. / DA

DIARIO DE AVISOS | San Sebastián de La Gomera

Una empresa de la Isla se encargará de concluir la restauración de la Casa Bencomo, que se localiza en el centro de la Capital y se convertirá en la primera Biblioteca insular, de acuerdo con un proyecto del Cabildo. Así lo destacó el presidente de la Institución insular, Casimiro Curbelo, quien matizó el esfuerzo por favorecer la actividad y la continuidad de los puestos de trabajo.

Curbelo, que lideró la puesta en marcha de la acción, explicó que ya se han adjudicado las obras pendientes y que suman un presupuesto global de 663.000 euros, pues cuenta con financiación del Gobierno de España y la Corporación insular.

El máximo representante insular apuntó, además, que con la actuación se contribuye a conservar y potenciar el patrimonio histórico de La Gomera, pues la Casa Bencomo es uno de los edificios antiguos que se conservan en el centro de San Sebastián. Señaló, por último, que la segunda fase recién adjudicada tiene un plazo de ejecución de 10 meses, tras los cuales habrá que proceder a la dotación de la Biblioteca insular, de ahí que, si todo marcha según las previsiones, que los ciudadanos de La Gomera podrán empezar a utilizar los servicios de la nueva dotación a finales del próximo ejercicio.

La Casa de los Bencomo constituye uno de los pocos edificios existentes en La Gomera representativos de la época, donde apenas se ha alterado su tipología original; consta de dos plantas, que conforma una esquina de manzana, con dos fachadas, de modo que la principal da a la calle Real, más conocida como calle del Medio, y la segunda, a la calle Torres Padilla, frente a la Plaza de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

El inmueble fue construido al estilo tradicional, tanto en su composición de fachada y cubierta de teja, como en su distribución interior, con estancias comunicadas a través de una galería o corredor en torno a un patio interior.

En total, suma un total de 582,43 metros cuadrados. “Abogamos por llenar de vida estos viejos inmuebles con un valor intrínseco y urbano, pues contribuye a mantener el casco histórico de Sebastián”, declaró Casimiro Curbelo antes de apuntar que se cumple así el objetivo de devolver a la ciudad toda la riqueza histórica que posee.

La Biblioteca insular será un edificio totalmente adaptado para las personas con movilidad reducida, y tendrá tres salas de lectura y estudio, una ludoteca, una zona de juegos, un punto de información y salón de actos entre otras dotaciones.