X

Viaje estético por la naturaleza

   

Alejandro Tosco (Santa Cruz de Tenerife, 1975) echa la mirada atrás por sus cinco últimos años de exploración artística. / DA

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

La mirada de un artista que observa la naturaleza. La posición de un creador hacia la creación más pura. El discurso estético como instrumento en favor de otro alegato, el de la preservación medioambiental. Todo esto, y un poco más allá y otro poco más acá de los significados, es lo que brinda Alejandro Tosco (Santa Cruz de Tenerife, 1975) en Isis, la exposición retrospectiva que alberga hasta el 22 de junio el Centro de Arte La Recova, en la capital tinerfeña.

La fuerza fecundadora

Y es que Isis, la denominación griega para la diosa egipcia que alude a “la fuerza fecundadora de la naturaleza”, representa en este caso, según detalla la comisaria de la exposición, Ana Quesada, “el ímpetu caprichoso, fecundo y plural de la naturaleza, en este caso insular”, que guía al espectador “a través del singular territorio creativo en el que el pintor ha transitado, un paraíso conformado por el entorno geográfico inmediato, que acertadamente transmuta en el soporte con valores plásticos universales”.

“Con este proyecto -detalla Alejandro Tosco a DIARIO DE AVISOS- he querido echar la mirada atrás, y ofrecer en un mismo espacio cerca de 60 obras, lo que considero que representa lo mejor de mi producción”. Un lustro de evolución artística que recorre diversos planos, desde el homenaje a Óscar Domínguez hasta Paisajes, desde Magma hasta Profundidad, desde Salinas a sus vistas aéreas. “Todo ello -explica Tosco- con el denominador común de la naturaleza y de la conciencia ambiental”. “Estos trabajos discurren entre lo abstracto y lo figurativo -agrega- y, en muchos casos, ambos conceptos se entremezclan, pues obras que parecen surgir desde la abstracción, en realidad tienen que ver con líquenes o con erupciones volcánicas”.

En década y media de trayectoria (“llevo pintando toda la vida, aunque son 15 años los que llevo exponiendo al público”, puntualiza”), la obra de Alejandro Tosco ha podido contemplarse en diversos espacios de las Islas, pero también en Tokio, Nueva York, París, Londres o Berlín. La experiencia en la que trabaja ahora, dentro de su voluntad de “seguir contando desde la belleza”, será un mural que se inaugurará el 9 de junio en el Hospital Universitario de Canarias. “Se llama Engranaje -apunta Tosco- y se trata de una obra en la que he buscado sacar partido a las capas y a las texturas, con el fin de que el observador pueda evadirse de la realidad contemplando una obra que, de nuevo, habla de la naturaleza”.