X
CIENCIA >

Yuri Gagarin, un hombre humilde y trabajador

Yuri Gagarin, el primer hombre en viajar al espacio | DA

VERÓNICA MARTÍN | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Cuando Yuri Gagarin fue elegido como el primer hombre que viajaría al espacio sabía que tenía un 50 por ciento de posibilidades de morir en el intento. Era la estadística que los cosmonautas que se preparaban para la hazaña conocían. Sin embargo, una valentía y una preparación muy especial lo convirtieron en un héroe nacional cuando conquistó el espacio y, de paso, ganó una batalla en la famosa Guerra Fría a Estados Unidos. Hacen ya 50 años desde que el viaje del Vostok con el que Yuri Gagarin conquistó el espacio por primera vez. Por ello, en Tenerife se está organizando una de las iniciativas divulgativas más interesantes de los últimos tiempos: Starmus Festival que reunirá a gran parte de los cosmonautas de la generación de Gagarin y posterior con los grandes astronautas americanos como es el caso del astronauta Buzz Aldrin, miembro de la legendaria misión Apolo 11 que llegó por primera vez a la Luna el 20 de julio de 1969. El encuentro será entre el 20 y el 24 de junio en el Sur de Tenerife y, entre otros, contará con la presencia del ex miembro del famoso grupo Queen y astrofísico Brian May.

Yuri Gagarin es un personaje que se ha convertido en un icono en la actual Rusia donde sienten curiosidad por cómo se ve esta figura en el exterior. Para relatarlo se desplazaron hasta Moscú los canarios la periodista y divulgadora científica Nadjedja Vicente, autora del libro La cuenta atrás y el astrofísico y blogero Daniel Marín quienes impartieron una conferencia sobre el personaje en el Instituto Cervantes de Moscú dentro del ciclo España y Rusia a través de los siglos.

Tras muchos años de estudio, Daniel Marín remarca de Gagarin que era una “persona muy humilde; un chico de un pueblito cuya familia tuvo que sufrir la ocupación nazi y eso le marcó toda su vida”. Por ello, decidió hacerse piloto después de estudiar algo muy común en la zona: fundidor. “Era muy humilde, trabajador e inteligente”, comenta Daniel Marín y recuerda que en una encuesta que le hicieron a sus propios compañeros cosmonautas “todos coincidieron en que él era el que se merecía ser el primero en viajar al espacio”, explica el astrofísico y recuerda que después de ser un héroe “ya no le dejaban volar que era su pasión. Cuando al fin lo consiguió precisamente murió en un vuelo”. Ahora, en este año se le rinden homenajes por todo el mundo y en una pequeña isla de Canarias se reunirán a decenas de héroes que siguieron sus pasos para dar a la Ciencia los argumentos y los datos para comprender mejor el Universo. Starmus Festival será otro viaje.