ANA BELÉN > CANTANTE Y ACTRIZ

“La vida rima’ es de esas alegrías que te da esta profesión sin haberla buscado”

Ana Belén y Rosa Torres Pardo plantean un viaje musical por la obra de grandes poetas. / DA

SANTIAGO TOSTE | Santa Cruz de Tenerife

Dos mujeres sobre un escenario. Dos personas que quieren cantar poesía y recitar música. Eso es lo que nos proponen para esta noche la pianista Rosa Torres Pardo y Ana Belén, en su regreso a la Isla. La experiencia se llama Música callada. La vida rima, y en ella se van desgranando los versos de nuestros poetas, al ritmo que marcan diversas composiciones musicales. Desde Mompou a Mozart; desde Bartok a Stravinsky, con las voces de Gil de Biedma, Luis Cernuda o Rafael Alberti. Y claro, casi no podía ser de otra manera, sobre la música y la poesía, tenía que versar esta entrevista, esta distendida charla que DIARIO DE AVISOS ha tenido la oportunidad de mantener esta misma semana con la cantante y actriz.

-¿Cómo nació este proyecto, Música callada. La vida rima, donde las voces de los poetas se unen a la música?

“Nació a partir de una idea que tenía Rosa Torres Pardo. Ella ha sido el principal motor de todo el proyecto. A partir de ese momento, y tomando como punto de partida a San Juan de la Cruz y su Noche oscura, y la Música callada, de Federico Mompou, la cosa fue poco a poco tomando forma. Fueron apareciendo otras músicas de otros autores, Chopin, Mozart, Beethoven… y la poesía de gente como Rafael Alberti, Jaime Gil de Biedma, Pepe Hierro o Luis Cernuda. Luego Luis García Montero se encargo de unir esa parte musical con la poética. Él escribió todo el guión que se convierte en el hilo conductor de la palabra y la música. Además, luego hay canciones que interpretamos Rosa y yo. Así se fue hilvanando este espectáculo, que desde el primer momento nació sin grandes pretensiones, pero que yo, con la mayor de las modestias, considero que se convirtió en una pequeña joya”.

-Rosa Torres Pardo, Luis García Montero, José Carlos Plaza, Ana Belén. ¿Qué ha supuesto para usted este encuentro?

“Con José Carlos Plaza ha representado, de nuevo, el placer de trabajar con él. Venimos colaborando desde hace muchos años. En lo último que trabajamos juntos fue en el teatro, representando Fedra, pero continuamente nos estamos revisitando. Por contra, con Rosa Torres Pardo no había tenido la posibilidad de colaborar, aunque creo que nos admirábamos mutuamente desde hace tiempo. Yo la había visto actuar, por ejemplo, en el festival que se celebra en Laciana, en León. Algo parecido me ocurre con Luis García Montero, alguien a quien también admiraba y admiro muchísimo. De manera que este proyecto de trabajo en conjunto ha sido todo un descubrimiento. Luis es maravilloso, ha facilitado las cosas muchísimo, y Rosa es toda energía, todo optimismo. Es impresionante. En definitiva, ésta es una de esas pequeñas grandes alegrías que te ofrece la vida, la profesión, sin tú habértelo propuesto demasiado”.

-¿Y cuáles son los poetas de cabecera de Ana Belén?

“Pues me gusta mucho Blas de Otero, a pesar de que, curiosamente, no esté incluido en este espectáculo. También me fascina Jaime Gil de Biedma, y por eso estoy encantada de poder recitar uno de sus poemas en estas veladas. Antonio Machado, siempre estará ahí Machado; como Pablo Neruda… ¡Hay tantas obras y tantos poetas que merecen ser leídos o recitados!”.

-En este caso en concreto, ¿de qué manera se enriquece con la música la poesía de los autores que ustedes presentan al público?

“Creo que, precisamente, el secreto reside en que casan muy bien el texto y la música. En este espectáculo hay un momento que considero cumbre, que es cuando Rosa Torres Pardo interpreta al piano la composición Lavapiés, de Isaac Albéniz, mientras yo recito el poema Lavapiés, que escribió el propio Luis García Montero. Entonces te das cuenta de que surge la magia, de que ésa es la unión perfecta. Y todo lo que ocurre sobre el escenario te parece maravilloso”.

-Si cambiamos de asunto y hablamos de proyectos en solitario, ¿en qué trabaja en estos momentos Ana Belén?

“Preparo un nuevo disco. Estoy empezando a pensar en él y creo que podría salir para el próximo mes de noviembre. Y hasta ahí puedo leer (risas). Sólo espero que me salga bien, que yo me encuentre contenta y a gusto con lo que voy poco a poco proyectando”.

-¿Cuándo podremos volver a ver a Ana Belén en el cine?

“Eso también lo quisiera saber yo, pues es algo que me encantaría. No pierdo la esperanza de que me faciliten un papel que me guste lo suficiente como para decir venga, adelante. Y no es que me ponga exquisita con los guiones que me presentan y rechace muchos: sencillamente, no me los han ofrecido. Desde la última película, Cosas que hacen que la vida valga la pena (2004), dirigida por Manuel Gómez Pereira, como actriz me he dedicado a hacer teatro, sobre todo”.

Acto: Música callada. La vida Rima. Auditorio de Tenerife Adán Martín
Fecha: 4 de junio
Horario: 21.00 horas