X
LUCHA CANARIA >

A la espera del Comité de Disciplina

   
Victoria Organizacion Socas

El Victoria Organización Socas espera que Disciplina le dé la razón. / DA

LUIS DE LA CRUZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Mucha expectación han levantado los diferentes fallos del Comité de Disciplina de la Federación de Lucha Canaria, que posiblemente los hará públicos hoy. El capitán del Victoria Organización Socas reclamó en tiempo y forma una salida indebida a silla de Eusebio Jorge; es decir, cuando el marcador estaba a dos, según se establece en las normas de competición.

La situación en la práctica está clara, pero las alegaciones del Benchomo también. El equipo de El Escobonal esgrime que en las normas de competición, que en su día le remitió la Federación, los Destacados A podían salir a silla cuando el marcador reflejaba dos de diferencia. El ente federativo esgrime, que posteriormente le remitió las nuevas y refleja lo que reclama el Victoria. Ahora habrá que esperar lo que decide Disciplina. Con la normativa subsanada, el Victoria tendría la razón y se le daría el encuentro por ganado al terminar con empate a doce y al Benchomo se le quitaría además un punto de la clasificación general.

El Benchomo, si la resolución sale en su contra, tiene todo el derecho del mundo a remitir una reclamación ante Apelación al entender que la Federación envío unas normas de competición que le amparan. Es un asunto que se puede dilatar en el tiempo y puede afectar al devenir de la Liga Disa de Primera. Está claro, que cualquiera de las dos resoluciones posibles por parte de Disciplina dará pie a la reclamación correspondiente.

Santi Espinosa

Otro asunto que traerá mucha miga es la resolución en torno a lo ocurrido el pasado sábado en tierras herreñas.

El Valle del Golfo tenía previsto disputar su luchada de la Liga Disa de Tercera Categoría en San Andrés con motivo de la tradicional fiesta de La Apañada. Para ello habilitó un terrero en la zona. El capitán y el mandador del club grancanario se negaron a bregar al entender que la arena era excesivamente gruesa y que sus luchadores se podían lesionar. Por su parte, el árbitro del encuentro remitió un informe especificando que el terrero estaba en perfecta condiciones. De ser así, el Almogarén pudo incurrir en incomparecencia y, en ese caso, puede perder la luchada y descuento de un punto de la clasificación general.

Más claro está la resolución en torno a la reclamación de una salida indebida a silla de Álvaro Déniz porque en el acta refleja que no se hizo en tiempo y forma.