X
POLITICA >

Asuntos pendientes con Madrid

   

Imagen de archivo de una reunión entre José Luis Rodríguez Zapatero (i) y Paulino Rivero. | EFE

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

Del acuerdo de estabilidad firmado el pasado octubre entre el grupo de Coalición Canaria (CC) y el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero, en el marco del apoyo dado por CC al PSOE para sacar adelante los presupuestos generales del Estado de 2011 junto con el PNV, tres son los ámbitos que se han quedado pendientes aún por resolver. Estos son: la modificación puntual del Régimen Económico y Fiscal (REF) de Canarias, el traspaso de las competencias en materia de inspección de trabajo y políticas activas de empleo y la reforma del Estatuto de Autonomía.

Estos son los únicos puntos que quedan por tratar, ya que el resto de cuestiones, como las relacionadas con los presupuestos y la ley de agua, sí que se han resuelto ya. CC consiguió arrancarle al presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, el compromiso, el pasado miércoles, de que la bonificación de las tasas aéreas que se lleva aplicando en Canarias estos dos últimos años se prolongue también a 2012.

El nuevo Gobierno de Canarias tendrá así que intentar aprobar estas cuestiones antes de que el presidente del Ejecutivo central agote su legislatura, dentro de los nuevos acuerdos que, previsiblemente, se firmen para los presupuestos de 2012.

José Luis Rodríguez Zapatero, afrontará el próximo martes el debate del estado de la nación, en el que buscará de nuevo el apoyo de CC y del PNV.

En el acuerdo alcanzado entre el grupo de CC y el PSOE se contemplaba la modificación puntual del REF, en su condición de región ultraperiférica y en el marco de la Unión Europea (UE), con el objetivo de adaptarlo a las necesidades actuales de la economía canaria y en relación a una serie de puntos.

El texto recoge así el establecimiento de una deducción en el Impuesto sobre Sociedades y en el Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas para las empresas y autónomos canarios que incrementen sus plantillas, o para las entidades no residentes en Canarias siempre creen empleo en las Islas.

Apunta igualmente al establecimiento de incentivos en dichos impuestos para la internacionalización de la economía canaria. Esta modificación contempla, también, una mejoría de la vigente deducción para inversiones en Canarias, operando sobre los porcentajes, límites y plazos aplicables para que se mantenga su carácter incentivador y compensador de las ineficiencias derivadas de la condición de región ultraperiférica.

El acuerdo contempla, asimismo, el impulso de la tramitación de la proposición de ley presentada en el Congreso de los Diputados por CC para adaptar la Zona Especial Canaria (ZEC) al nuevo contexto económico y agilizar al máximo la obtención de las pertinentes autorizaciones comunitarias en aquellos casos en que resulte necesario.

Se recoge, además, crear un Registro Especial de Compañías Aéreas y Aeronaves en el marco del REF con su propio régimen incentivador, y conceder la quinta libertad para las aeronaves que procedan o se dirijan a África y/o América y aterricen en el Archipiélago.

En cuanto al traspaso de competencias a la Comunidad Autónoma de Canarias en materia de inspección de trabajo y de políticas activas de empleo, debía de hacerse efectivo antes del 31 de julio del presente ejercicio.

Acuerdo no maduro

Sin embargo, el acuerdo no se encuentra ni lo suficientemente maduro ni consensuado entre ambas administraciones, en la comisión mixta de transferencias, como para que pueda ser aprobado antes de esa fecha. Por ello, este punto quedará pendiente de negociar para después del verano.

A finales del pasado año se apuntaba a que un centenar de empleados públicos se verían afectados por el traspaso parcial a Canarias de las competencias de la inspección de trabajo.

Se señaló, asimismo, que la Administración General del Estado se reservaría los aspectos relacionados con la Seguridad Social, con lo cual se producirá una duplicidad administrativa. Un consorcio que se creará a tal efecto asumirá las funciones de coordinación.

En cuanto a las políticas activas de empleo, lo que se va a traspasar a Canarias es la bonificación de las cuotas a la Seguridad Social de la que se benefician las empresas por contratar.

El último punto pendiente a negociar entre ambas administraciones es el impulso de la reforma del Estatuto de Autonomía para Canarias que suponga su actualización a los denominados de última generación de desarrollo del Estado autonómico, que contemple las singularidades propias de Canarias y, en particular las derivadas del hecho insular.

El acuerdo de estabilidad recoge que se dejará para el desarrollo normativo en una ley del Parlamento de Canarias la concreción del sistema electoral.

Este punto ha sido retomado en Canarias mediante el pacto de gobernabilidad para el Ejecutivo regional firmado el pasado lunes entre el PSOE y CC.

La reforma del Estatuto de Autonomía permitiría que la comunidad gestionase los aeropuertos, las costas y el comercio exterior, entre otras competencias estatales. El presidente del Gobierno canario en funciones, Paulino Rivero, mostró recientemente su confianza en que el nuevo Estatuto esté aprobado antes del final de la actual legislatura nacional.
El acuerdo de estabilidad firmado en octubre ha supuesto inversiones directas en las Islas para este año de más de 280 millones de euros, entre otros beneficios y subvenciones. A lo que hay que sumar la estrategia integral (Plan Canarias) firmada en octubre de 2009, durante un Consejo de Ministros celebrado en Las Palmas de Gran Canaria, y que ha supuesto también importantes inversiones para el Archipiélago.

La resolución de los tres aspectos pendientes del acuerdo de estabilidad dependerá de si se adelantan o no las próximas elecciones generales, previstas para marzo de 2012. Zapatero será quien decida si agota o no la legislatura y de momento decide continuar. De hecho, en julio habrá un pleno extraordinario en el Congreso para aprobar el techo de gasto de los próximos presupuestos y Zapatero buscará de nuevo el apoyo de CC y el PNV. Si finalmente las elecciones se adelantan a noviembre de este año, CC habrá perdido una vez más el carro de la reforma del Estatuto de Autonomía.

[apunte]

Nada hasta otoño

El nuevo Gobierno de las Islas de Coalición Canaria y el PSOE terminará de constituirse a lo largo del próximo mes de julio. A esto hay que añadir que agosto es un mes políticamente inactivo, especialmente a nivel estatal este año. Todo esto significa que no será hasta otoño cuando Paulino Rivero y José Luis Rodríguez Zapatero puedan abordar estos aspectos aún pendientes del acuerdo de estabilidad firmado el pasado octubre para salvar los presupuestos estatales de 2011. Si Zapatero decide finalmente adelantar las elecciones, es probable que no se lleguen a resolver.
[/apunte]