X
ECONOMÍA >

Bhavnani pide “precio” para entrar como accionista en Banca Cívica

   

DOMINGO NEGRÍN MORENO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El anuncio extraoficial de que Banca Cívica se estrenará en la bolsa el 13 de julio no ha cogido por sorpresa a Ram Bhavnani. El empresario tinerfeño sigue interesado en invertir en el grupo del que forma parte CajaCanarias. Sin embargo, está a la espera de averiguar el precio de las acciones para entrar en el negocio.

Al ser consultado ayer por este periódico, Bhavnani se mostró prudente y evitó concretar una cifra. Es más, reconoció que las circunstancias han variado desde que hace “un año y pico” decidió colocar alrededor de 120 millones de euros en idénticas condiciones que el fondo estadounidense JC Flowers (JCF).

“La familia tiene que valorar el precio y analizar qué beneficios puede obtener de la operación”, explicó Ram Bhavnani. “Ahora mismo, no puedo decir mucho. Hasta que no sepamos realmente lo que nos va a costar y hagamos las proyecciones no conoceremos cuáles son las perspectivas para nuestro dinero”.

De lo que no duda es de la solvencia de Banca Cívica. “Son gente seria y están haciendo un excelente trabajo”, opinó. Pero Bhavnani desconfía de la incertidumbre. “Si hay un buen precio, habrá salida para nuestro dinero”, arguyó.

Al financiero le inquieta la situación de los bancos españoles. “Están bastante mal”, se lamentó Bhavnani en respuesta a la pregunta de esa continuaba siendo la cantidad reservada para la plataforma integrada, además, por Cajasol, Caja Navarra y Caja Burgos. “La cosa ha cambiado radicalmente”, reiteró. “Ya veremos. Todo dependerá del precio”.

Hace unos meses, la inversión global Bhavnani estaba en torno a los 450 millones. Por esas fechas ya había retirado cien millones del Banco Popular y traspasado su Sociedad de Inversión de Capital Variable (Sicav), Kalyani, de Bankinter a Amundi (gestora de Crédit Agricole). Entonces se propuso elevar el patrimonio de esta sociedad desde los seis millones de euros hasta los cincuenta.

La crisis económica le trae de cabeza: “Yo lo veo cada día peor, no pagan, cierran empresas, y nadie hace nada para arreglarlo”. Ante este oscuro panorama, Ram Bhavnani se confiesa comprensivo con algunas de las demandas del movimiento ciudadano surgido el 15 de mayo. “¿Cómo puede alguien cobrar 5.000 o 6.000 euros cuando otros apenas llegan a los 600?”, clamó. “Si no hay trabajo tampoco circula el capital y, por lo tanto, la actividad económica se resiente.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores publicará probablemente la próxima semana la oferta de Banca Cívica, que pondrá en el mercado entre 800 y 1.000 millones de euros.

[apunte] El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, insistió ayer en culpar al sector financiero de la burbuja inmobiliaria y descartó sentirse desautorizado por las matizaciones efectuadas por la vicepresienta y titular de Economía, Elena Salgado. Al contrario, reiteró esa opinión manifestada, informa Efe. “Detrás de la crisis española ha habido un comportamiento, una evaluación de riesgos muy insuficiente por parte de nuestro sistema financiero”, dijo Gómez, después de reunirse con el comisario europeo de Empleo y Asuntos Sociales, Laszlo Andor, en Bruselas. El martes, Salgado negó que el paro sea “responsabilidad única” de los bancos españoles. “Si hoy estamos en esta situación es como consecuencia del riesgo inmobiliario asumido, fruto de esas actuaciones muy ineficientes”, remachó Gómez.[/apunte]