X
GENTE >

Carlos Baute se casa con su novia Astrid Klisans en Letonia

   

El cantante venezolano Carlos Baute. | DA

EUROPA PRESS | Madrid

Este miércoles la revista ¡Hola! ha publicado una portada con la exclusiva de la boda secreta en la que Carlos Baute y su novia Astrid Klisans se han dado el ‘sí quiero’ en Letonia en una ceremonia muy romántica e íntima. La publicación dedica un completísimo reportaje de 15 páginas con los mejores momentos del enlace.

Adiós a uno de los solteros de oro latinos. Carlos Baute ya es oficialmente el marido de la letona Astrid Klisans. Después de rumorologías por fin han pasado por la vicaría en una ceremonia que ha tenido lugar en la localidad de Jekabpils y posteriormente en la casa familiar de los padres de la novia.

¡Hola! ha acompañado a la pareja a lo largo de uno de los días más felices de su vida y las instantáneas no dejan lugar a dudas: el cantante y su chica han hecho realidad su sueño después de un año de noviazgo.

Al tratarse de una ceremonia civil, la novia optó por un diseño corto y apostando por la moda española, se decantó por un modelo de Manuel Mota para Pronovias en ‘chiffon’ de seda con un cuerpo drapeado ceñido por un cinturón-joya con cristales de Swarovski en forma de estrellas y una minifalda abullonada. Como complemento, unos peeptoes blancos de la firma Christian Louboutin que el propio Baute le había regalado.

La pareja llegó de la mano al registro civil y allí se vivieron los momentos más emotivos: “Sabía a lo que iba y estaba seguro. Yo no soy de llorar pero me he emocionado muchísimo cuando he entrado por la puerta y he visto a nuestras familias esperándonos. Ha sido algo mágico”, confesaba el artista a la publicación,

Carlos y Astrid no obstante volverán a organizar una ceremonia, esta vez religiosa, en Mallorca pensando en reunir a todos sus amigos. “Tendrá lugar el 16 de junio del próximo año en Mallorca. Será mucho más importante; Astrid tiene familia hasta en Australia y mis amigos van desde México a Argentina y Estados Unidos”.

Los recién casados disfrutaron del convite posterior en la casa familiar de la novia y allí ambos realizaron algunos de los rítos típicos en Letonia y Carlos demostró adaptarse muy bien a las costumbres ya que se dejó fotografiar incluso haciendo el pino.

Tras una ceremonia perfecta, un enamorídisimo Carlos Baute hace balance: “Me siento un hombre completo, supercasado y adoro estos anillos. La alianza va a ser ahora mi talismán”.