X
CD TENERIFE >

Diego Rodríguez defiende a Cordero

   

Diego Rodríguez confia en Pedro Cordero. | DA

MÁXIMO MARTÍN | Santa Cruz de Tenerife

Diego Rodríguez conoce desde hace años a Quique Pina y a toda la saga de los hermanos Cordero. El que fuera jugador del CD Tenerife, y que actualmente es responsable de las relaciones institucionales del Sevilla, está convencido de que Pedro Cordero triunfará en el club blanquiazul.

“Ahora van a entrar al club Pedro Cordero y Quique Pina, gente seria que conozco desde hace tiempo. Son gente de fútbol y puedo garantizar que, si los dejan trabajar, el Tenerife va a regresar a Segunda División la próxima temporada”, declaró a DIARIO DE AVISOS.

El carismático exdefensa central del Vera, CD Tenerife, Betis, Sevilla y Albacete Balompié, entiende que la llegada del director deportivo murciano supone que al fin se comienzan a hacer las cosas bien en el Tenerife. Especialmente le agrada que Cordero cuente con el respaldo de Pina, que a su juicio, está avalado por sus éxitos. “Son gente experta en el mundo del fútbol, como Pina ha demostrado en el Ciudad de Murcia y en el Granada, que acaba de devolver a la Primera División. Dejándolo trabajar, y con el apoyo de la afición, el Tenerife puede regresar a la Segunda División”, insiste.

Diego Rodríguez presume de tener buena amistad con el presidente Miguel Concepción, pero aún así le critica que haya encomendado el proyecto deportivo a pesonas poco válidas. “Tengo mucha amistad con el presidente y conozco a mucha gente del club, pero hay gente con la que no comulgo y que creo que no aportan nada. No se han hechos las cosas bien, pero no es el momento de decir las cosas. El Tenerife tiene un buen presidente, que se preocupa por la economía y por las cosas que pasan, pero el problema es que no ha elegido a las personas adecuadas para confeccionar la plantilla”, explica el empleado del club hispalense, que está seguro que al Tenerife le costará salir del pozo: “estas rachas pasan, pero salir de la Segunda B va a costar. Hay que apretarse mucho el cinturón”.