X
ARONA >

Domingo González: “Me echan pese a mi labor social con discapacitados”

   

Domingo González, junto a los restos del quiosco. / DA

VICENTE PÉREZ | Arona

El quiosco surfero que ofrecía actividades terapéuticas gratuitas a cientos de niños discapacitados y ancianos en Arona quedó ayer desmontado por orden judicial, después de que su propietario, Domingo González, retirara esta instalación de forma voluntaria a raíz de que los tribunales le desestimaran un recurso y el Ayuntamiento se dispusiera ayer a demoler su negocio.

Este ha sido su medio de vida y el de otros dos empleados, además de su compromiso social desde 2006. El dueño de esta escuela de surf, denominada Surf Proyect continuará con su litigio judicial contra el desalojo y el concurso público por el que se dio el espacio que ocupaba en Playa Honda a un nuevo adjudicatario.

“Ha sido una injusticia, no han tenido en cuenta mi labor social”, se lamentaba, a borde de las lágrimas, este surfero cuyos proyectos altruistas con niños, mujeres y ancianos han contado con el apoyo de entidades como Cajacanarias, La Caixa, el centro ocupacional Los Verodes -adscrito al Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), la Asociación Mundo Nuevo y la Asociación de Empresarios y Profesionales de Adeje, entre otros.

González insiste en que no había motivo legal para que su concesión administrativa saliera de nuevo a licitación, y asegura que el nuevo adjudicatario carece de experiencia empresarial y profesional en la enseñanza del surf, pese a que era acreditarlo durante tres años es uno de los requisitos.

También criticó que se le eche para instalar un quiosco que no admitirá terapias con discapacitados. “Es una pena, Domingo hacía una gran labor”, llegó a comentar un policía que pasaba por la zona.