X
CD TENERIFE > LA ACTUALIDAD

Dos años después, la 2ª B

   
CD Tenerife ascenso primera

En Tenerife se desbordó la alegría tras la consecución del ascenso de categoría. / DA

MÁXIMO MARTÍN | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Tal día como hoy, pero hace dos años, el CD Tenerife logró en el campo del Girona CF su último ascenso a Primera División. 730 días después, el cuadro tinerfeño es equipo de Segunda División B.

En tan breve plazo de tiempo, el equipo ha perdido dos categorías consecutivamente. El pasado 16 de mayo de 2010, los blanquiazules se despedían de la Primera División tras perder por la mínima (1-0) ante el Valencia en Mestalla durante el último partido de la Liga. Prácticamente un año después, el 15 de mayo de 2011, el club retrocedió 23 temporadas de golpe y retornó a la categoría de bronce del fútbol español.

Muy lejos quedan ya las muestras de júbilo y euforia que se desataron en la Isla tras conseguir el camerunés Dani Kome el gol de la victoria en Montilivi en aquella tarde veraniega de junio. El tanto del centrocampista, el último que logró Kome siendo jugador del Tenerife, supuso el triunfo del proyecto y de la filosofía de juego que planteó José Luis Oltra, el mejor entrenador que ha dirigido en los últimos años al equipo.

Aquella temporada, la 08-09, fue un curso redondo. Todo salió a pedir de boca y la plantilla batió muchos registros históricos. El conjunto entrenado por el preparador valenciano, actualmente en el Deportivo de la Coruña, permaneció más de media liga en puestos de ascenso, desde la jornada vigésima en adelante. Al final ascendió sumando 81 puntos, cantidad que fue suficiente para ser tercero en la clasificación. Con el actual sistema de play off de ascenso, el Tenerife de aquel año no hubiese subido de manera directa. Hubiese tenido que jugar la liguilla.

La afición tuvo gran parte de culpa en aquel triunfo. Las peñas recibieron el reconocimiento de la mejor hinchada. No obstante, en la segunda vuelta del campeonato nunca se bajó de las 15.790 personas en los partidos disputados en el Helidoro Rodríguez López. Gracias a la fundamental ayuda que recibían de la parroquia local, los pupilos de Oltra lograron convertirse en el segundo mejor equipo como local, gracias a los 48 puntos que lograron. Fueron los cuarto mejores a domicilio, con 33 puntos.

Nino y Alfaro se convirtieron en la pareja atacante de moda de la Segunda División. Entre los dos sumaron la increíble cantidad de 49 goles, la cifra más alta en toda la historia del CD Tenerife. Sobra decir que el almeriense fue el Pichichi de aquella campaña, mientras que el catalán Marc Bertrán recibió el premio al mejor defensa que otorga la Liga de Fútbol Profesional (LFP). El resto de protagonistas de aquella gesta fueron Sergio Aragoneses, Ezequiel Luna, Manolo Martínez, Pablo Sicilia, Ricardo León, Richi, Juanlu Hens y Dani Kome. Ese fue el once base que utilizó Oltra. El resto de héroes fueron Luis García, Héctor, Clavero, Pau Cendrós, Culebras, Ayoze, Iriome, Óscar Pérez, Mikel, Ángel, Saizar y Cristo. Muchos de los anteriormente citados fueron los que compitieron en Primera y también lo hiciron en Segunda en el curso recién finiquitado.

Dos años después, el Tenerife ha caído del cielo al infierno.