X
PUERTOS TINERFEÑOS > EL ESCAPARATE DE LOS AGENTES

“El fin es que Santa Cruz vuelva a ser importante”

   

Jesús Ciordia Montes, gerente de la Sociedad de estiba y desestiba. | FRAN PALLERO

D. A. D. |Santa Cruz de Tenerife

Jesús Ciordia Montes es el nuevo gerente de la Sociedad de Estiba y Desestiba de Tenerife (Sestife) desde hace menos de un mes. Navarro de nacimiento y capitán de la Marina Mercante, lleva en la Isla desde 1988. Los últimos 18 años ha trabajado en la consignataria Marmedsa, hasta que le llegó el reto de ponerse al frente de Sestife, “y acepté el cargo por esa inquietud que todavía nos queda las personas con 50 años”.

-Lleva menos de un mes. ¿Cómo ha encontrado la sociedad?

“Sestife, que tiene 208 trabajadores portuarios, más ocho en administración, es una sociedad grande, compleja y básica en nuestro puerto. Sinceramente, también creo que es una gran desconocida para la mayoría de la sociedad tinerfeña. Que sea desconocida es una asignatura pendiente de esta casa, que debemos corregir en los próximos años, dándola a conocer. Tiene unas relaciones laborales especiales, con una presencia sindical importante, y al mismo tiempo se puede decir que los estibadores portuarios son la cara del capital humano de nuestro puerto”.

-¿Y en qué dirección trabaja?

“Tenemos un objetivo básico: que el puerto de Santa Cruz de Tenerife vuelva a recuperar su importancia en el conjunto de los puertos españoles, para que tenga la actividad económica que merece. Estamos ante un reto enorme que tenemos que acometer entre todos, Autoridad Portuaria, estibadoras, empresas consignatarias, agencias de aduanas, transitarios, transportistas y nosotros”.

-De ese objetivo se habla desde hace algún tiempo. ¿Pero cuáles son los pasos que hay que dar?

“Está claro que no es una buena época. El tráfico internacional, aunque se está recuperando en los últimos meses, no pasa por su mejor momento. Se puede decir que ahora mismo sobran puertos y superficies. Parece que no estamos ante el marco adecuado para potenciar un puerto, pero sí que los pasos que hay que dar son claros. Primero, dar a conocer a Tenerife, por lo menos para que las líneas navieras tengan las mismas referencias que las que tienen de nuestros puertos más cercanos y competidores, como, por ejemplo, el puerto de Las Palmas. Ahora mismo esto no es así; hay que explicar al mundo que Tenerife también existe en Canarias, que contamos con medios materiales y humanos de primer nivel y que podemos ofrecer la profesionalidad demostrada de nuestra gente para operar cualquier buque. Tenemos importantes bazas que jugar: nuestra posición geográfica envidiable; el compromiso común de los estamentos oficiales, como es la Autoridad Portuaria; las empresas y trabajadores en el objetivo de atraer clientes, crear puestos de trabajo y riqueza a nuestra Isla. Contamos con la profesionalidad de nuestros estibadores portuarios, demostrada y reconocida como una de las más altas de Europa. Los armadores que hacen escalas en nuestro puerto están muy satisfechos con sus rendimientos, que son altos, incluso trabajando en barcos que no son los adecuados para lograrlo. Ya quisieran muchos puertos tener nuestro potencial de estibadores. Está formado principalmente por un bloque de trabajadores jóvenes (el 75% de la plantilla entre 25 y 39 años ), con un alto nivel cultural y con una inquietud por las nuevas tecnologías, que ya quisiéramos muchos. En estos pocos días me ha llegado incluso a sorprender”.

-¿La Autoridad Portuaria tiene la misma voluntad?

“Por supuesto. Y es necesario, porque ellos son los que tienen que vender la imagen del puerto. No puede ser de otra manera”.

-¿Para cuándo la línea de actividad portuaria volverá a ser ascendente?

“El mundo de las navieras y el tráfico internacional son muy dinámicos. Siempre están estudiando nuevas posibilidades de líneas, nuevas posibilidades para reducir costos y es ahí donde tenemos que estar acertados nosotros. Cambiar una escala de un barco y que vaya a un puerto u a otro es relativamente sencillo. Lo complicado es que en los estudios continuos que hacen las compañías navieras nuestro puerto aparezca como posible candidato”.

-¿El puerto de Tenerife está en condiciones de echar un pulso al de Las Palmas?

“Siempre hemos sido competidores, pero hay que reconocer que quizás ellos san más ágiles comercialmente. El puerto de Las Palmas ha sido más fácil desarrollarlo estructuralmente, y han tenido mejor visión de futuro”.