X
CASO GÜRTEL >

El juez impone una fianza de 15 millones a Correa para quedar en libertad

   

EUROPA PRESS | MADRID

El magistrado Antonio Pedreira, que instruye el ‘caso Gürtel’ en Madrid, ha acordado dejar en libertad provisional al cabecilla de la trama corrupta, Francisco Correa, bajo una fianza total de 15 millones de euros al estimar que ya no existe riesgo de fuga. En un auto notificado hoy, al que tuvo acceso Europa Press, el magistrado instructor acuerda estimar la pretensión de libertad solicitada por el abogado José Antonio Choclán en forma de recurso de súplica. En la resolución, el juez decreta la libertad provisional de Correa bajo fianza de 15 millones de euros, así como la comparecencia todos los lunes y viernes de cada semana en el Juzgado. Asimismo, se le prohíbe la salida del territorio nacional. La solicitud de libertad del máximo cabecilla de la ‘red Gürtel’, que permanece en prisión preventiva desde febrero de 2009, había sido desestimada en varias ocasiones no sólo por el magistrado Pedreira, sino también por los magistrados que componen la Sala de lo Civil y Penal del TSJM. En un nuevo recurso, Choclán justificó la nueva petición en la aparición de nuevas circunstancias que, en su opinión, fundamentaban la libertad provisional.

No hay riesgo de fuga

En el auto, Pedreira recalca que “dado el avance de la investigación, y el material instructorio allegado, no existe riesgo relevante de entorpecimiento a la instrucción, destrucción, ocultación o enervación de fuentes de prueba o medios instructorios por el cautelado”. De este modo, estima “procedente establecer la fianza en la suma de 15 millones de euros”. Así, esgrime que Correa tiene a su disposición una ingente cantidad de dinero, es el cabeza de la trama Gürtel y su fortuna “era superior a la de cualquier imputado que se encuentra dentro de la causa”. Finalmente, aclara que “Correa no está en prisión por meras conjeturas o hipótesis, sino la imputación de graves indicios, así como por supuestos comportamientos, tipificados ilegalmente”. La libertad provisional se hará efectiva cuando el abogado de Correa abone los 15 millones de euros fijados en la fianza. Por ahora, el supuesto líder de la trama se encuentra en la prisión de Soto del Real junto con el ex secretario de Organización Pablo Crespo, a quien hace unos meses se impuso una fianza de 600.000 euros que aún no ha abonado. El líder de la trama ingresó el pasado 12 de febrero en la prisión madrileña de Soto del Real. Se le imputan delitos de asociación ilícita, fraude fiscal, blanqueo de capitales, cohecho, tráfico de influencias y falsedad

[apunte] La fianza de 15 millones de euros que el instructor del caso Gürtel, Antonio Pedreira, ha exigido hoy al considerado máximo responsable de la trama, Francisco Correa, para salir en libertad provisional, es una de las más elevadas de la historia judicial española. Aún más alta fue la que el 25 de junio de 1999 fijó la sección segunda de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional para que el financiero Javier de la Rosa, entonces en prisión preventiva por el caso Torras, abandonara la cárcel: 5.000 millones de pesetas (30 millones de euros). Siete meses después, la juez Teresa Palacios, que instruía el caso, rebajó esa fianza de 5.000 millones a 500 millones de pesetas, cantidad que De la Rosa cubrió con avales, de modo que el 24 de febrero de 2000 quedó en libertad provisional. La disminución progresiva de las fianzas impuestas para salir de prisión es habitual, y el propio Pedreira, en el caso Gürtel, dejó el pasado 14 de enero en libertad a Antoine Sánchez, primo y supuesto testaferro de Correa, bajo fianza de 40.000 euros, cuando inicialmente le había exigido 600.000 euros. El otro imputado que sigue en prisión junto a Correa, el ex secretario de organización del PP de Galicia Pablo Crespo, podría salir de prisión si abona 600.000 euros, cantidad a la que el magistrado rebajó el pasado 4 de febrero la fianza desde 1.200.000 euros fijados en principio. Entre las fianzas más elevadas para eludir la prisión impuestas por jueces españoles se encuentran también la de 2.000 millones de pesetas (12 millones de euros) que la Audiencia Nacional fijó para el exbanquero Mario Conde por el caso Banesto el 30 de enero de 1995. En 1993, la cantidad exigida al traficante de armas sirio Monzer Al Kassar fue exactamente la mitad: mil millones de pesetas (6 millones de euros). Más recientes son las fianzas de 3 millones de euros impuestas por los jueces al capitán del buque “Prestige”, Apostolus Maguras, al propietario de la agencia de valores Gescartera, Antonio Camacho; al exasesor urbanístico de Marbella Juan Antonio Roca o al expresidente de Baleares Jaume Matas. [/apunte]