X
CULTURA >

El MACEW se reivindica

   

Imagen de archivo de una de las cuatro salas del MACEW, ubicado en Puerto de la Cruz. | MOISÉS PÉREZ

FRAN DOMÍNGUEZ | Santa Cruz de Tenerife

La apertura del Museo de Arte Contemporáneo Eduardo Westerdahl (MACEW) en la Casa de la Aduana del Puerto de la Cruz fue una esperada y más que agradable noticia en el mundo de la cultura de la Isla. Hace ya cuatro años (se cumplen justo el día 28 de junio), y tras un acuerdo con el Cabildo de Tenerife, “resucitaba” en el emblemático inmueble del siglo XVII este centro artístico, que tiene su origen en el primigenio Museo Westerdahl (1953-1965). Sin embargo, a pesar de ello, el MACEW todavía espera por una sede definitiva que dé salida a las más de 500 obras que atesora el Instituto de Estudios Hispánicos de Canarias (IEHC), entidad promotora del museo.

Desechada, en principio, la idea de instalar el centro en la casa-palacio Ventoso (antiguo colegio de los agustinos) o en el propio Parque de San Francisco, dos conocidos inmuebles de la ciudad turística, ahora se plantea la opción de aprovechar un solar situado en las inmediaciones de la plaza de la Iglesia y cercano al IEHC como posible sede del museo, tal y como adelantó a DIARIO DE AVISOS Celestino Hernández. El director del MACEW señaló que, incluso, el Plan General de Ordenación del municipio contempla esta posibilidad, aunque es sólo una propuesta y dependerá del Ayuntamiento.

Hernández subrayó que se trata de una “imperiosa necesidad” el hecho de contar con una infraestructura adecuada que albergue en condiciones los fondos artísticos del IEHC, entidad que atesora más 500 obras, en su mayoría pictóricas.

La Casa de la Aduana es una solución provisional, dado que sólo está habilitado como museo el piso superior del edificio, que únicamente puede acoger en sus cuatro salas una parte del ingente depósito artístico, precisamente la llamada colección Westerdahl (1953-1965), la más importante del IEHC, con alrededor de 50 obras, entre las que destacan lienzos de Óscar Domínguez, Juan Ismael, Manolo Millares, Felo Monzón, Eduardo Úrculo, César Manrique y Pedro González, por citar sólo a unos cuantos. De este modo, se quedan fuera del espacio expositivo permanente el bloque posterior a 1965 (algunas de cuyas obras van rotando) y los fondos más actuales. Asimismo, la propia situación de la Casa de la Aduana, en pleno muelle portuense, no es la más idónea para la exposición de cuadros por los efectos, entre otros agentes, del salitre, por lo que habría que acondicionar climáticamente las salas, algo que supondría un coste demasiado elevado, según apostilló el propio director del MACEW.

Todas estas circunstancias devienen en la necesidad de buscar un lugar más adecuado tanto en relación al espacio como a las condiciones. Hernández precisó que ven con buenos ojos la posible ubicación del MACEW en los aledaños de la plaza de la Iglesia y, si finalmente cuaja la idea, esperan contar con el apoyo del Consorcio para la Rehabilitación Urbanística del Puerto de la Cruz, un órgano de reciente creación que abarca diversos ámbitos pero que tiene como misión dinamizar y revitalizar turísticamente la ciudad norteña.

[apunte]
Proyectos

El MACEW prosigue con la actividad difusora de su legado. La Fundación Mapfre Guanarteme ha invitado al centro a que lleve la colección Westerdahl a Las Palmas de Gran Canaria en febrero de 2012. Este mismo fondo viajó el año pasado a Madrid, al Museo Contemporáneo, con gran éxito.

También se trabaja en establecer acuerdos con la Fundación César Manrique y con la Fundación Cajasiete-Pedro Modesto Campos. Además, cuenta con el respaldo de la Asociación de Amigos del MACEW. [/apunte]