X
SAN MIGUEL >

El nuevo alcalde, Valentín González, llevará Seguridad, y Arturo González, Urbanismo

   

El nuevo grupo de gobierno del Ayuntamiento de San Miguel de Abona, formado por CC y el CCN. / DA

V. P. | San Miguel de Abona

El nuevo gobierno de San Miguel de Abona ha quedado ya constituido de forma oficial, tras la aprobación ayer, en el pleno municipal, del reparto de funciones . El nuevo alcalde, el centrista Valentín González (del Centro Canario Nacionalista, CCN), asumirá directamente las áreas de Seguridad Ciudadana, Cultura y Personal, mientras que Arturo González (de Coalición Canaria) será el primer teniente alcalde y se pondrá al frente de Urbanismo y Obras, Servicios, Deportes y Desarrollo Económico.

El nuevo gobierno es el resultado de un pacto entre CC, cuya lista fue las más votada en las elecciones de mayo pasado (con 6 concejales y el 31,7% de los votos) y la tercera con más respaldo CCN (4 ediles y el 21,7% de los sufragios emitidos).

El puesto de segundo teniente lo desempeñará Antonio Manuel Rodríguez Gómez, con la delegación genérica en Hacienda y Contratación. Tercera teniente de alcalde será Candelaria del Cristo Flores García, que asumirá Juventud, Fiestas, Turismo y Transporte. Nuria Marrero Donate (cuarta teniente de alcalde) llevará Asuntos Sociales y Educación.

En cuanto a las delegaciones especiales para cometidos específicos dentro de las mencionadas áreas y delegaciones genéricas, Lorenza Juana Donate Marrero, volverá a ocupar el cargo de edil de Igualdad y asumirá a su vez, la competencia en la gestión y coordinación del servicio de limpieza de dependencias municipales.

Repite también su cargo, en este caso en Sanidad y Consumo, Teófilo Adalberto Bello Hernández. Servicios Generales y Deportes, atribuidas al primer teniente de alcalde, las gestionará Julián Jesús Martín Martín. Asimismo, las delegaciones especiales de Empleo y Desarrollo Local, Medio Ambiente, Industria, Agricultura y Ganadería, serán responsabilidad del Lot García Delgado.

Tras este acuerdo plenario, el nuevo regidor municipal explicó que “en el reparto de las distintas áreas se ha tenido en cuenta el currículo profesional y la experiencia de cada uno de los miembros de la corporación, a efectos de que las gestiones de las distintas concejalías se desarrollen con la mayor agilidad y profesionalidad, puesto que el fin último, es ofrecer el mejor servicio posible a la ciudadanía”.

El alcalde afirmó que la próxima semana se decidirá el número de concejales que percibirán sueldo así como el de asesores, aunque insistió en que cumplirá su compromiso de reducir el coste que supone para las arcas públicas los sueldos del gobierno municipal y del personal de confianza, dada la obligación de austeridad por la crisis económica general.

Por otra parte, en la sesión plenaria de ayer se aprobó reducir el número de comisiones informativas (órganos en que se debaten los asuntos antes de los plenos), una restructuración que persigue “optimizar los recursos y buscar la máxima eficiencia y operatividad”, en palabras del alcalde.

La nueva corporación municipal acordó también que los plenos del Ayuntamiento se celebrarán el segundo miércoles de los meses pares, y las Juntas de Gobierno, los primeros y terceros miércoles de cada mes.