X
PUERTO DE LA CRUZ >

El nuevo grupo de Gobierno costará a los vecinos 455.280 euros al año

   

Marcos Brito, alcalde de Puerto de la Cruz. | MOISÉS PÉREZ

GABRIELA GULESSERIAN | Puerto de la Cruz

El nuevo grupo de Gobierno de Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) costará anualmente a los ciudadanos de Puerto de la Cruz 454.280 euros, un 16,12% más que en octubre de 2009 (342.045,95 euros), cuando asumió tras la moción de censura contra Lola Padrón (PSC-PSOE), debido a que son once y no nueve los concejales que cobran retribución del Ayuntamiento.

A esta cantidad hay que sumarle las asignaciones a los diferentes grupos representados en la corporación por asistencia a plenos, comisiones informativas y juntas de gobierno y de portavoces, que se mantienen igual que desde entonces, en 215, 80, 160 y 135 euros, respectivamente. También entran en el organigrama los sueldos del personal de confianza, tres secretarias de Alcadía, cuatro de concejalías de gobierno, un encargado de protocolo y otro de prensa. Los tres primeros cobrarán 1.487 euros brutos anuales mientras que el salario del último asciende a 1.995, 27 euros, todos ellos con las dos pagas extras correspondientes.

Esta situación fue especialmente criticada en el Pleno celebrado ayer por el portavoz de Vecinos por el Puerto (VxP), Jaime Coello, quien acusó al nuevo Gobierno local “de hacer oídos sordos” a la actual situación de crisis que atraviesa el Ayuntamiento debido a la enorme deuda acumulada y que aconseja la adopción de medidas drásticas de austeridad que permitan un progresivo saneamiento de las arcas municipales.

La portavoz de los nacionalistas, Sandra Rodríguez, desmintió lo que consideró como “falsedades” y, por el contrario, subrayó que la proporción de los sueldos de los concejales de CC-PP está “muy por debajo” de la de otras administraciones.

CC-PP se quedó únicamente con el apoyo del grupo socialista en el nuevo reparto de áreas dado que VxP e Izquierda Unida Canaria (IUC) votaron en contra.

De esta manera, la nueva estructura del Gobierno municipal está encabezada por el alcalde, Marcos Brito, que además asume competencias en Planificación, Administración General y Obras municipales, que no tendrá sueldo y sólo cobrará por asistir a plenos y órganos de gobierno. Sandra Rodríguez es desde ayer la primera teniente de alcalde y responsable del área de Economía, Hacienda, Patrimonio y Nuevas Tecnologías.

Le sigue tres ediles del Partido Popular (PP) Sebastián Ledesma, quien además es concejal delegado genérico de Urbanismo y Medio Ambiente; Lope Afonso, al frente de Desarrollo Económico, Comercio y Concesiones Administrativas y Luis Miguel Rodríguez en Recursos Humanos, Empleo y Seguridad.

Emma Mesa (CC) se convierte otra vez en la edil de Bienestar Social, igual que Juan Carlos Marrero (CC) que estará al frente de Educación y Cultura y será concejal específico de Fiestas, Deportes, Organismo Autónomo Local. Por otro lado, Carmen Dolores Padilla (CC) es la concejal delegada Turismo y Relaciones Institucionales mientras que Ricardo Padrón pasa a estar al frente de Obras Municipales, Servicios Comunitarios y Drogodependencias.

Verónica Rodríguez (CC) asume el área de Cultura y Mujer, mientras que Damián García (CC) gestionará Educación, Juventud y Museo Arqueológico. Por último, Antonia María Domínguez (PP) pasa a ser concejal específica de Sanidad, Consumo y Mercado.

El primer pleno de la nueva corporación se desarrolló en un clima cordial en el que especialmente el PSC-PSOE se comprometió a hacer una oposición constructiva y a luchar en pro de los intereses de la ciudad y para ello y para poder llegar a acuerdos, “es fundamental tener información puntual y progresiva”, sostuvo la portavoz de los socialistas, Lola Padrón.

Trabajadoras de Tarajal

Solo la interrupción de una trabajadora de la cooperativa Tarajal, encargada de la limpieza en los colegios públicos e instalaciones municipales, que se presentó en la sesión con una camiseta y dijo ante los presentes ‘Nuestros hijos quieren comer’, logró ofuscar a Marcos Brito.

El personal se concentró ayer en la plaza de Europa para reclamar los salarios atrasados. Brito dijo que “se están haciendo todos los esfuerzos” para pagarle a la cooperativa quizás, esta misma semana, aunque recordó que “no son empleadas del “ayuntamiento”.