X
WATERPOLO > DIVISIÓN DE HONOR

En busca de la salvación

   

JOSÉ MANUEL MARTÍN | PUERTO DE LA CRUZ

El CN Martiánez llevará a cabo mañana jueves, a partir de las 20.00 horas en primera convocatoria y 21.00 en segunda, una asamblea extraordinaria para clarificar el futuro de la entidad y marcar una junta electoral a la búsqueda de un nuevo presidente. Su presidente, Sergio Acevedo, no quiere continuar y después de diez meses en el cargo quiere desembarcar. La crisis económica y la poca colaboración de organismos oficiales y del empresariado privado a la hora de implicarse con el proyecto portuense está frenando la continuidad del equipo de la División de Honor de waterpolo.

Parecía bastante claro que Sergio Acevedo y los miembros de su junta precipitaron la salida de la anterior directiva encabezada por Eladio Yanes y cuando parecía que el horizonte estaba despejado, ahora se llega al mismo punto que al comienzo con un futuro incierto si cabe aún más incierto para el club tinerfeño.

Sergio Acevedo había señalado que él estaría poco tiempo en el cargo para que de este modos los socios pudieran ir pensando en un nuevo presidente y una nueva junta directiva que pudieran dedicar más tiempo al club ya que las labores profesionales de Sergio Acevedo le impiden tener esa mayor implicación.

Ahora, en los tiempos que corren, nadie parece querer estar en primera línea a pesar de las evoluciones sufridas por la entidad últimamente. El equipo en estos últimos meses pasó de contar con doce socios, a tener ochenta y cinco, y con un equipo muy modesto logró la permanencia en la División de Honor de waterpolo en el plano deportivo, pero eso puede no ser suficiente ahora. El vicepresidente primero, Juan Pablo Sánchez, también entrenador y jugador del CN Martiánez, no quiere ocupar la presidencia y únicamente quiere centrarse en sus facetas técnicas y de jugador, donde además es uno de los máximos goleadores del equipo y un hombre muy importante para el mismo.

Sánchez se encuentra fuera de la Isla, en Estados Unidos, donde asiste a un clínic, y no regresará hasta julio, cuando, posiblemente, ya se hayan dado algunos pasos para clarificar el futuro del club.

Curiosamente, el secretario de la entidad, Tomás Rodríguez, que suele actuar de delegado en los partidos de casa con el equipo, está llevando la mayor parte del peso del club durante estos días, pero todo apunta a la asamblea de mañana jueves, donde se espera sacar algo más en claro. Lo normal para acelerar las cosas sería que pudiera abrirse un proceso electoral lo más rápido posible para que venga una cabeza visible que asuma la situación y puede aclarar algo la misma.
El waterpolo es la sección que más corre peligro dentro del CN Martiánez, eso parece evidente porque es la que más gastos genera, por contar con un equipo en la élite nacional, pero el resto de las secciones del club: natación, natación sincronizada y salvamento y socorrismo, no tienen ningún problema para continuar con su rutina competitiva.

Pero: ¿qué persona ocupará la presidencia? Ésa es la gran incógnita a la hora de generar los recursos suficientes para mantener con vida el proyecto de waterpolo portuense.

Desde la salida de Eladio Yanes, no parece haber una persona que pueda asumir dicho cargo toda vez que Acevedo ya indicó su intención de no seguir. Acevedo, eso sí, ha reiterado que mostrará su total apoyo y colaboración a aquella persona que asuma la presidencia en un momento tan delicado.

El problema es que nadie parece querer ser presidente del CN Martiánez, un equipo con sobrada experiencia en la élite.

[apunte] Rumores de fusión

El CN Martiánez es, con mucho, el equipo de mayor solera dentro del waterpolo, no sólo de Tenerife, sino de toda Canarias. Los portuenses, con una amplia trayectoria en la División de Honor, han visto como años tras año logran salvar la categoría en lo deportivo, pero el plano económico los asfixia curso tras curso. Ahora, con el ascenso del Echeyde Tenerife a la División de Honor, han vuelto las especulaciones acerca de la posibilidad de que ambas entidades se fusionen con un único equipo resultante. Dicha opción, una muy buena idea en lo económico, tiene demasiados puntos en contra. El primero, conocer la sede del equipo, ya que el Echeyde Tenerife juega sus encuentros en Santa Cruz de Tenerife. El segundo, si existen diferencias a la hora de elegir la división en la que puedan competir.[/apunte]