X

Entre la ausencia y el residuo

   
Area 60 TEA

La nueva exposición de Área 60 reúne dibujos, videos y una corpografía residual. / JAVIER GANIVET

DIARIO DE AVISOS | SANTA CRUZ DE TENERIFE

La huella como residuo y como manifestación de la ausencia. Éste ha sido el punto de partida que ha llevado a Raquel Ponce (Las Palmas de Gran Canaria, 1972) a crear Corpografías. Seiscientos tres metros, la experiencia estética que propone desde ayer, y hasta el 24 de julio, TEA Tenerife Espacio de las Artes en Área 60, la iniciativa destinada a promocionar la creación artística actual y que quiere ser plataforma de jóvenes creadores. Ésta es la segunda muestra de las seis que albergará Área 60 con el comisariado de Ángeles Alemán, y que giran sobre el cuerpo y las huellas que la vida, el tiempo o la historia dejan en él.

El coordinador general en funciones de Cultura y Patrimonio Histórico del Cabildo, Cristóbal de la Rosa, presentó la propuesta, integrada por tres vídeos, dibujos (algunos creados con rotulador y otros con cinta de PVC roja) y una corpografía residual (pieza realizada con los elementos que se han utilizado para montar las restantes). En el acto estuvo acompañado de la responsable del Departamento de Exposiciones Temporales de TEA, Yolanda Peralta; de Ángeles Alemán, y de la propia artista, Raquel Ponce.

Visibilizar el tiempo

Yolanda Peralta resaltó el interés de Corpografías, en tanto que busca “dar visibilidad al tiempo, algo muy difícil de realizar en el campo de las artes, y que ella hace a través de las huellas de su propio cuerpo”. A ese respecto, mencionó ciertas similitudes entre la creación de Raquel Ponce y el Desnudo bajando la escalera, que Marcel Duchamp creó en 1912. Corpografías, según apuntó, comparte con ese lienzo “la investigación acerca del movimiento, que da lugar a la multiplicidad de la forma”.

El 1 de julio, a partir de las 20.00 horas, Raquel Ponce mantendrá un encuentro con Ángeles Alemán, donde repasará los motivos y las intenciones de su muestra. Precisamente, la comisaria de la exposición valoró asimismo que la artista recurra a la idea del “doble” y que “haga tangibles las huellas de su propio cuerpo”. El subtítulo de la muestra, Seiscientos tres metros, alude a la longitud de cinta usada en las distintas piezas. De hecho, cada una de las obras lleva en su título el número de metros de PVC empleados para la misma.

Para Raquel Ponce, en este proyecto se sienten algunas de las ideas que son claves en todos sus trabajos, como la memoria, el movimiento de los cuerpos, el tránsito por los espacios o el extrañamiento. A partir de ahí, puso de relieve que en Corpografías el cuerpo deja de ser “objetual, funcional y práctico”, para pasar convertirse, simplemente, en “un cuerpo-cuerpo que lo único que hace es dejar su huella en un lienzo en blanco, que en este caso son los vídeos”.

[apunte]
Acto: Corpografías, de Raquel Ponce, en TEA Tenerife Espacio de las Artes

Fecha: hasta el 24 de julio

Horario: de martes a domingo, de 10.00 a 20.00 horas
[/apunte]