X
ATAQUE A LAS TROPAS ESPAÑOLAS> FALLECEN DOS MILITARES ADSCRITOS AL CONTINGENTE CANARIO

El Príncipe de Asturias presidirá el funeral de los militares

   

Combo de fotografías facilitadas por el Ministerio de Defensa del sargento Manuel Argudin Perrino y la soldado Niyireth Pineda Marín. | EFE

AGENCIAS | MADRID

El Príncipe de Asturias presidirá mañana en la Base Militar ‘General Alemán Ramírez’, en Las Palmas de Gran Canaria, el funeral por el sargento Manuel Argudín Perrino y la soldado Niyireth Pineda Marín, fallecidos este domingo en un ataque en Afganistán. Al sepelio, que se celebrará a las 10.00 horas (hora insular), acudirán la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez.

Don Felipe se desplazará a las islas sin la compañía de su esposa, la Princesa de Asturias, que esa tarde tiene que estar en Barcelona para la entrega de la Beca Fero de investigación oncológica. El Rey sigue recuperándose de su operación de rodilla del pasado 3 de junio.

Los cuerpos de los dos fallecidos llegarán esta tarde a Gran Canaria procedentes de Afganistán y a bordo de un avión Airbus 310 de las Fuerzas Armadas, en el que también viajan la ministra de Defensa y el JEMAD. Chacón ha viajado la pasada madrugada al país asiático para conocer de cerca las circunstancias del ataque y coordinar la repatriación de los dos militares que perdieron la vida.

Además, la ministra de Defensa ha visitado a los otros tres militares que resultaron heridos en la explosión del artefacto explosivo improvisado que alcanzó al vehículo blindado en el que se encontraban. Según ha dicho, evolucionan favorablemente y serán trasladados pronto a España para terminar de recuperarse junto a sus familias.

Chacón ha alentado esta mañana a las tropas para que sigan trabajando con el “mismo valor, honor y nobleza” durante los tres años que quedan de misión. Además, les ha felicitado por ser los militares “más duros, más valerosos” y los “más profesionales” a la hora de llevar a cabo esta misión.

En rueda de prensa el mismo día del atentado, Chacón adelantó que las primeras investigaciones apuntan a que el artefacto que estalló al paso del vehículo español llevaba más de 20 kilos de explosivo, una cantidad igual o superior a la que estalló el sábado 18 de junio al paso de otro ‘Lince’, en este caso dejando cuatro militares y un intérprete heridos.

Chacón reconoció entonces que la misión de la OTAN en el país asiático se encuentra en su “etapa más dura y arriesgada”, pero aseguró que los militares españoles “cumplirán con sus cometidos durante los tres últimos años de misión con el mismo valor, con la misma profesionalidad y con la misma entrega que han demostrado en los pasados nueve años”.

[apunte]La ministra de Defensa, Carme Chacón, aseguró que el plan de retirada de las tropas españolas en Afganistán, anunciado por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero el pasado viernes, no se acelerará por el atentado ocurrido ayer, en el que fallecieron dos militares y tres sufrieron heridas (todos destinados en el regimiento de infantería Soria número 9, con base en Fuerteventura), ni por el acaecido el día 18 de este mes. “No por estar en la etapa final de la misión, ésta no va a ser menos dura y menos arriesgada, ni se dejaran de extremarse continuamente las medidas de seguridad. Nuestros militares cumplirán con sus cometidos de los últimos tres años con el mismo valor, la misma profesionalidad y la misma entrega”, apuntó.

Chacón dejó claro que “continúa absolutamente en vigor” el plan del repliegue acordado. Según este calendario, un primer grupo de 150 soldados regresará en el primer semestre del próximo año; otro de hasta 620 lo hará en la primera mitad de 2013 y el resto, saldrá en 2014, cuando deje de haber militares españoles en Afganistán. La ministra manifestó que los ataques sufridos en los últimos días ponen de relieve que la misión en Afganistán, que comenzó en 2002 y en la que participan 47 países, es, sin duda, “la más arriesgada”. Los dos militares fallecidos ayer al explosionar un artefacto al paso del vehículo blindado Lince en el que viajaban, en la localidad afgana de Qala-i-Naw, fueron el sargento Manuel Argudin Perrino (natural de Asturias, de 34 años, casado y con dos hijo) y la soldado Niyireth Pineda Marín (oriunda de Colombia, de 31 años, con un hijo). Se trata del primer ataque dirigido contra blindados Lince o RG-31 en el que se registran víctimas mortales, unos vehículos dotados de los más avanzados sistemas de seguridad contra explosiones de minas y que sustituyeron en marzo de 2010 a los BMR. La explosión tuvo lugar a las 9.45 horas cerca de la localidad de Acesca (a 20 kilómetros de Qala i Naw), cuando un grupo de siete blindados realizaba una patrulla de reconocimiento y presencia en la llamada Ruta Lithium, una de las carreteras neurálgicas de esa región afgana. La mina escondida por los insurgentes se ha activado al paso del primer vehículo y ha afectado al lado derecho, donde viajaban los dos militares que han fallecido.

Los heridos, que han sido evacuados en helicóptero, son los soldados Rubén Velázquez Herrera (de Gran Canaria), que sufre diversas contusiones; Jhony Alirio Herrera Trejos (Colombia), que tiene fracturas en piernas y otra probable en un brazo; y Roi Villa Souto (Galicia), con fracturas en piernas.[/apunte]

[apunte] Apuntes

Se prevé que el funeral se celebre mañana en las Islas

El Gobierno prevé que el funeral por los dos militares fallecidos sea mañana en Canarias, según informaron a fuentes del Ejecutivo. Aún quedan por concretar numerosos detalles al respecto en contacto con sus familias, pero la previsión es que los restos mortales del sargento Manuel Argudin Perrino y de la soldado Niyireth Pineda Marín, sean repatriados hoy mismo. La intención, es que los féretros se trasladen en el avión en el que regrese a España la ministra de Defensa, quien ha viajado a Afganistán para reunirse con los mandos españoles allí destinados.

Desde el inicio de la misión se han registrado 96 bajas
Un total de 96 españoles (93 militares, dos guardias civiles y un traductor) han muerto en Afganistán desde el inicio del despliegue de las tropas en ese país en 2002, incluidos los fallecidos en el atentado de ayer. De ellos, trece han muerto en ataques armados, 79 en accidentes aéreos (62 en el Yak-42 y 17 en el helicóptero Cougar), dos en accidentes de tráfico y dos por causas naturales. La de Afganistán es la misión que más vidas humanas ha costado a España, seguida de la de Bosnia-Herzegovina, con 23 muertos.[/apunte]

[apunte] Reacciones

Paulino Rivero. Presidente de Canarias. El presidente en funciones del Gobierno de Canarias expresó su pesar por el fallecimiento de los dos soldados españoles, al tiempo que mostró sus condolencias a los familiares de las víctimas. Rivero deseó una pronta recuperación a los tres militares heridos. También transmitió su apoyo al contingente canario allí desplazado.

Mario Cabrera. Cabildo de Fuerteventura. El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Mario Cabrera, lamentó ayer la muerte de “dos vecinos de la isla” que se vieron inmersos en un atentado en Afganistán. Cabrera transmitió sus condolencias y apoyos a los familiares de los dos fallecidos, y ofreció la colaboración de la Corporación majorera “en todo lo que haga falta”.

Carme Chacón. Ministra de Defensa. La ministra de Defensa, tras tras subrayar “en nombre de toda la sociedad española y del Gobierno su más profundo pesar a los familiares de las víctimas y a sus compañeros de armas”, afirmó que la misión que cumplen las Fuerzas Armadas en Afganistán es “la más dura, compleja y arriesgada” de las que ha realizado España.

Mariano Rajoy. Presidente del PP. “En estos tristes momentos me gustaría destacar los valores por los que se luchan y el compromiso con los aliados al defender la seguridad de todos los españoles”, señaló el líder del PP, quien también expresó su deseo de que a los fallecidos se les conceda el debido reconocimiento a su impagable labor al servicio de España.

Gaspar Llamazares. Diputado de IU.
El diputado de Izquierda Unida (IU) defendió que las tropas españolas se retiren de forma inmediata de Afganistán ante la “sangría insoportable” de víctimas. Llamazares aseguró que el nuevo ataque sufrido por las tropas españolas pone de manifiesto la necesidad de salir del país “al no estar claro el objetivo”.[/apunte]