X
CANDELARIA >

Gumersindo García mantiene los sueldos y recorta en asesores

   

NORBERTO CHIJEB | Candelaria

El primer pleno del Ayuntamiento de Candelaria tras las elecciones del pasado 22-M se celebró ayer a primera hora de la mañana, horario que fue aprobado con la oposición del Partido Popular que pretendía que se realizara los plenos por la tarde para que pudiera asistir más público.

Ese fue el primer punto de un orden del día sin demasiados puntos de discordia entre grupo de gobierno y oposición, excepto en algún capítulo económico y de funcionamiento.

Un pleno en donde se dio a conocer las distintas áreas que llevarán los concejales -ninguno nuevo-, donde se mantiene a Domingo Ramos, Jorge Baute y Arencibia como núcleo duro, junto al concejal de Hacienda, Javier Rivero.

De los diez concejales que acompañan al alcalde, sólo Jorge Baute -empresario de ferretería- y Celicia Otazo -funcionaria en Agricultura- son concejales liberados, mientras que los sueldos aprobados de sus compañeros serán los mismos que la pasada legislatura, que van desde los 45.499.00 euros brutos del alcalde a los 29.015 de los tres concejales que menos cobran, siempre hablando en cantidades anuales que se reparten en 12 mensualidades y dos pagas extras.

“Las mismas cantidades del año 2001 menos el 5 o 7% que se bajó hace dos años”, recordó el alcalde, quien no recibió el apoyo del PP en este punto porque en cambio si se bajó la dieta por asistencia a pleno, pasando de 90 a 60 euros, “cuando en Santa Cruz se haga 240 o en Tacoronte 150”, dijo su portavoz José Fernando Gómez.

Por otra parte, el alcalde recordó que se ha pasado de once a ocho personas, las que ocupan cargos de confianza.