X
SANTA CRUZ >

Hernández Abad apoya una política de reducción de gastos en la capital

   

Jaime Hernández-Abad, exconcejal de Hacienda, del PP. | DA

RAÚL DÍAZ | SANTA CRUZ DE TENERIFE

El exconcejal de Economía y Hacienda del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Jaime Hernández-Abad, advierte de un futuro muy negro para las arcas del consistorio, si no se ejecutan a corto plazo los planes de reducción de gastos. En declaraciones al programa La Brújula de Tenerife de Teide Radio-Onda Cero, Hernández-Abad recordó las propuestas que expuso cuando se elaboraron los presupuestos de este ejercicio.

“Revisar los convenios de los funcionarios, junto a los criterios de productividad, supondrá un ahorro de cerca de 800.000 euros a las arcas municipales”, afirmó el exedil, lo que, “junto a una eliminación de puestos directivos y de personal de confianza, conseguiría dar oxígeno al Ayuntamiento”, dijo Hernández-Abad.

Ya hace unos meses, Cristina Tavío (PP) advertía del peligro de una inminente quiebra técnica del ayuntamiento capitalino si no se ejecutaba una política de recortes dentro del consistorio. Para Hernández-Abad sería fundamental reducir los organismos autónomos, de manera que se pudieran fusionar entre ellos y recomienda también la eliminación de Viviendas Municipales. “Hablamos de un órgano que es un auténtico agujero negro para el Ayuntamiento, y que en los últimos años no se ha gastado ni un euro en inversión”, recordó el exresponsable de Economía del Palacio de los Dragos, quien también advertía de que la práctica totalidad de su presupuesto iba destinado al Capítulo 1, de los salarios, y al Capítulo 2, de los gastos corrientes.

Dentro de la batería de medidas que recomienda Jaime Hernández-Abad, está la reducción drástica de sueldos. Entre ellos destaca la situación de los miembros del Tribunal Económico Administrativo, que cobran un salario que supera los 60.000 euros anuales, por encima de las nóminas de algunos concejales del grupo de gobierno municipal y, en algunos casos puntuales, hasta el salario del propio alcalde. En idéntica situación se encuentra la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones, que el mandato anterior presidió Guillermo Guigou, y que Hernández Abad considera que habría que rebajar sus emolumentos. Una de las soluciones sería cobrar por asistencia.