X
EL HIERRO >

La Central Hidroeólica es una de las iniciativas “más emblemáticas” de las energías renovables, según IDAE

   

EUROPA PRESS | VALVERDE

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, ha conmemorado su 25 aniversario con la participación de un centenar de empresarios -industriales y del sector de la energía- y representantes de la Administración en un acto que contó con la presencia de Gorona del Viento, empresa con la que el IDAE sostiene un convenio en relación al proyecto de autoabastecimiento energético de El Hierro.

En el recorrido por la historia del organismo estatal, no faltó la mención a la Central Hidroeólica de manos del director general del IDAE, Alfonso Beltrán, quien dijo que se trata de una de las iniciativas “más emblemáticas” del sector de las energías renovables y el autoabastecimiento. “Es para esta casa [refiriéndose al IDAE] un honor poder participar en un proyecto que convertirá a El Hierro en la única isla del mundo capaz de autoabastecerse energéticamente”, apostilló.

“Es importante para la isla, para el conjunto del archipiélago y para el sector nacional, pero el programa conjunto de sostenibilidad que se lleva a cabo en El Hierro traspasa fronteras y hablamos de un ejemplo a nivel mundial”, resaltó Beltrán.

Gorona del Viento y el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía firmaron en 2007 un convenio de colaboración que rige las líneas de aportación de fondos del IDAE a la empresa ejecutora del proyecto. Concretamente, el organismo del Ministerio aporta 35 de los 64 millones de euros en los que está presupuestada la Central Hidroeólica.

IDAE, 25 años

El IDAE se crea, como otras agencias europeas del mismo corte, a raíz de las primeras crisis del petróleo, que evidencian la necesidad de emprender políticas de ahorro y eficiencia energética en todos los sectores consumidores, así como políticas de energías renovables para reducir la dependencia del petróleo y minimizar, simultáneamente, el impacto medioambiental de la producción y uso de la energía.

En 1986 el IDAE inicia su andadura como entidad pública y desde entonces actúa en una doble vertiente. Por una lado, empresarial, es decir, invirtiendo con un riesgo calculado en proyectos innovadores y ejemplarizantes que contribuyan al desarrollo tecnológico y la creación de mercado; y , por otro, prestando asistencia técnica experta al Ministerio al que pertenece en el diseño y aplicación de estrategias, planificaciones, normas y medidas que contribuyan a lograr los objetivos que tiene marcados España en materia de mejora de la eficiencia energética y participación de las energías renovables en nuestro abastecimiento.

En estos 25 años, el IDAE ha intervenido en un total de 342 proyectos de inversión directa, con un volumen económico de 500 millones de euros que, a su vez, han movilizado en torno a los 1.600 millones de euros. A estas actuaciones hay que añadir otros miles de proyectos promovidos por el IDAE a través de sus líneas de financiación y ayudas (Planes de Acción de la Estrategia de Ahorro y Eficiencia Energética, ICO-IDAE, convenios con las comunidades autónomas para el Plan de Energías Renovables, Programa de Proyectos Estratégicos, Proyecto Movele, etcétera, gestionando miles de millones de euros.

La Financiación por Terceros, aplicada desde 1989, ha sido una de sus fórmulas de actuación característica, convirtiendo a este organismo en la primera Empresa de Servicios Energéticos de nuestro país.

Así mismo, el IDAE ha sido el motor que ha impulsado el desarrollo de nuevas tecnologías que hoy tienen un peso específico muy importante en el panorama energético español.

En este sentido, hay que resaltar el papel desempeñado por este organismo en el impulso de la energía eólica con desarrollo tecnológico nacional. Las actuaciones del IDAE en el origen del desarrollo de esta tecnología llegaron a representar el 60 por ciento de las inversiones totales del sector. Además, el IDAE rescató la cogeneración de un uso basado en razones de autoabastecimiento y seguridad de suministro restringido prácticamente a las azucareras, para posicionarla en la industria como tecnología de eficiencia energética. El Instituto, igualmente, ha estado involucrado desde sus inicios en la recuperación y construcción de las pequeñas explotaciones hidráulicas y nunca ha dejado de estar en todas aquellas iniciativas ligadas a una apuesta de tecnología energética que redunde en beneficio de la energía inteligente.