X
AGRICULTURA >

La cobertura del seguro del tomate en Canarias prevé un límite de pago máximo de 55 euros por 100 kilos

   

EFE | Madrid

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado hoy la orden que regula el seguro con coberturas crecientes para explotaciones de tomate en Canarias comprendido en el Plan 2011 de Seguros Agrarios Combinados y que prevé un pago máximo de 55 euros por 100 kilos.

La Orden que regula este seguro del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) define las producciones y los rendimientos asegurables, las condiciones técnicas mínimas de cultivo, el ámbito de aplicación, los periodos de garantía, las fechas de suscripción y los precios unitarios.

En este sentido, aclara que es asegurable, con cobertura de los riesgos de pedrisco, viento y daños excepcionales por inundación, lluvia torrencial-lluvia persistente, fauna silvestre, virosis, incendio y variaciones anormales de agentes naturales, la producción de tomate en todas sus variedades susceptible de recolección dentro del periodo de garantía.

Por el contrario, subraya que quedan excluidas de la cobertura de este seguro los invernaderos en estado de abandono, los que tienen una producción destinada al autoconsumo, las plantaciones que se realicen con posterioridad al 31 de enero de 2012 o las parcelas dedicadas a la investigación.

Añade que el período de suscripción se iniciará el 1 de julio de 2011 y finalizará el 10 de agosto de 2011, si bien el asegurado, con carácter previo a la suscripción del seguro, deberá proceder a tramitar la solicitud de aseguramiento de acuerdo con lo que establezcan las condiciones especiales de este.

El precio que se aplicará a las distintas variedades en el seguro regulado en esta orden, el pago de las primas y el importe de indemnizaciones, en caso de siniestro, se determinarán por la organización de productores, teniendo en cuenta sus esperanzas de calidad y con el límite máximo de 55 euros por cada cien kilogramos.

En este precio, según indica, se han deducido los gastos de recolección y transporte y, por tanto, a efectos de indemnización no se podrá realizar ninguna deducción ni compensación por estos conceptos.

Polilla del tomate

El Plan 2011 de Seguros Agrarios Combinados y que incluye indemnizaciones para la plaga de polilla del tomate. Los invernaderos, amparados en este seguro, y para “tener garantizado el riesgo de polilla del tomate (Tuta absoluta)” deben tener en cuenta mallas, bandas y cumbreras, poner trampas, reparar las roturas, limpiar los alrededores con un descanso de entre 6 y ocho semanas para volver a cultivar.