X
POR TINERFE FUMERO >

La columna Churchill

   

Tenerife, casi liquidado

Se adelantó en esta columna y los hechos confirman el vaticinio: el acuerdo entre CC y PSC-PSOE para gobernar en las principales instituciones insulares está prácticamente terminado. Primero, como es natural, se hizo público el Cabildo, mientras que el pacto lagunero -cerrado hace…- será anunciado hoy mismo o quizás mañana, a ver si los rezagados de Santa Cruz culminan el suyo de una vez. Como también se adelantó, los socialistas obtienen compensaciones interesantes por respaldar a los nacionalistas.

Presión para los palmeros

Mientras tanto, las cúpulas directivas de ambos partidos en La Palma sufren estos días las presiones exteriores. Y es que no se trata únicamente de un problema del PSC, cuyas ejecutivas locales prefieren como socio al PP, sino que también hay que desbloquear algunos presupuestos que en CC se antojaban inamovibles. No se descarta el juego sucio con las ayudas y demás…

Ese avanzado gobierno

Olvídense de nombres, lo importante ahora es la estructura. Los socialistas piden Economía y Hacienda o, en su defecto, Obras Públicas, o Presidencia y Justicia. Por lo que respecta a las áreas sociales, Sanidad será para unos y Educación para otros. La quiniela particular de esta columna es que CC se quedará con Economía, Educación y Política Territorial, mientras que los socialistas -además de la Vicepresidencia- controlarán Obras Públicas o Justicia, Sanidad y (pretenden) Bienestar Social. Y Turismo, que seguirá con un nacionalista al frente, volverá a tener rango de Consejería.

Los temas pendientes

Hay mucho trabajo por delante. Mientras que en Lanzarote las relaciones personales pueden provocar tensiones insospechadas, Gran Canaria ya es enarbolada por el PSOE como casus belli. Por cierto, ¿habrá cargos cruzados? Y aviso a los ratones municipales: el gato estará pronto de vuelta.