X
TENERIFE >

La demanda de alimentos en Añaza supera las previsiones de Bancoteide

   

Los diez voluntarios repartieron 32.000 kilos de comida a las familias necesitadas. | DA

NANA GARCÍA | Santa Cruz de Tenerife

Los beneficiarios del primer reparto de excedentes de 2011 del Fondo Español de Garantía Agraria llevado a cabo por el Banco de Alimentos de Tenerife (Bancoteide) en el barrio santacrucero de Añaza han desbordan las previsiones de los voluntarios de la federación de asociaciones de mujeres Arena y Laurisilva, en cuyo local se distribuyen estos días unos 32.000 kilos de comidas a las familias necesitadas.

“En principio hay alimentos para todas las familias que lo piden”, explica Belarmina Martínez, presidenta de esta federación, que aglutina una decena de entidades canarias; sin embargo, la tarea de llevar a cabo el reparto “es muy complicada, difícil y durísima, casi el Bronx”, explicó.

A falta de descargar 10.000 kilos, en apenas dos días -el pasado viernes y ayer lunes, en horario de mañana y tarde-, se han distribuido productos “más superfluos que en años anteriores”, como leche, galletas, cacao, arroz, pasta o tomate frito en conserva a unas 260 familias del barrio. Sin embargo, teniendo en cuenta el número de personas que se han quedado estos días en la calle sin poder ser atendidas, la organización calcula que aún quedaría por abastecer a unas 600 familias.

Este barrio del Distrito Suroeste de la capital tinerfeña tiene apenas dos décadas y cuenta en la actualidad con una población de aproximadamente 15.000 personas, de las que un importante porcentaje se encuentra bajo el paraguas de la exclusión social.

Por motivos laborales, Belarmina Martínez está vinculada al barrio de Añaza desde los años 80 y confiesa su “impresión” por “el nivel de miseria” que muestra en la actualidad. La activista demanda un seguimiento por parte de las administraciones públicas locales e insulares de su población “para que no se cronifiquen en la exclusión” y no continúe en “una deriva insatisfactoria”, con un elevado índice de analfabetismo y desempleo.