X
ITALIA >

La mansión de Berlusconi es descrita como un “prostíbulo”

   

EFE | Roma

La Fiscalía de Milán indicó ayer la existencia de “un sistema estructurado para proporcionar chicas dispuestas a prostituirse” en las fiestas que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ofrecía en su residencia privada de Arcore, cerca de Milán.

Los fiscales hicieron esas afirmaciones en la vista preliminar celebrada ayer en Milán en el proceso contra tres personas del entorno de Berlusconi supuestamente implicadas en el llamado caso Ruby, en el que el político es juzgado por abuso de poder e incitación a la prostitución de menores.

Se trata del representante de artistas Lele Mora; el director de informativos del canal de televisión Rete4, Emilio Fede, y la consejera de la región de Lombardía, Nicole Minetti, a los que la Fiscalía acusa de inducción a la prostitución.

Cada uno de ellos tenía un papel: “Mora actuaba como reclutador, Fede se encargaba de evaluarlas y Minetti actuaba como administradora”.