X
ECONOMÍA >

La provincia pierde el 37% del suelo para el cultivo de la papa en 10 años

   
Recolección de papa, en Buenavista del Norte

Recolección de papa, en Buenavista del Norte (Tenerife). / DA

ROMÁN DELGADO | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Mucho se ha hablado estos días de los problemas de la hortaliza pepino en España, motivados por la entrada en escena de la bacteria E.coli en Alemania (que ya ha ocasionado 25 muertes, según el ba-lance de ayer) y, sobre todo, por la vinculación errónea de ese problema de salud pública a aquel producto agrícola español.

En Canarias cada vez se cultiva menos pepino, y ya sólo quedan algunas hectáreas destinadas a esa hortaliza con destino a la exportación. Están en la provincia de Las Palmas. La desaparición progresiva del pepino en Canarias guarda cierta similitud con lo que viene ocurriendo con la papa en los últimos años, periodo en el que sólo se han dado pasos hacia atrás, en especial en la provincia tinerfeña, la que siempre ha contado con mayor producción y más superficie cultivada.

Esta conclusión se extrae de una lectura rápida de los datos oficiales del decenio 1999-2009, los más recientes de todos los elaborados por la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias. Éstos demuestran que la papa local pierde, día tras día, más suelo en el que ser cultivada.

De 1999 a 2009, en las cuatro Islas de la provincia occidental, la reducción de hectáreas destinadas al cultivo de este tubérculo ha sido del 37%, lo que ha implicado pasar de 4.272, las sembradas en 1999, a 2.702, las que se atendieron en 2009. Los motivos de tal retroceso hay que buscarlos en la crisis de precios motivada por las cuantiosas importaciones de papas procedentes del continente europeo y de países de la cuenca meridional del Mediterráneo (más competitivas por los menores costes de producción). A esto se une la desaparición en 1998 del instrumento más útil que ha tenido la papa del país para garantizar su venta en el mercado interior en el periodo de mayor producción (primavera-verano): la fórmula introducida en el Poseican (1992-1998) para el control por cupos de la entrada de papas de fuera en esos meses.

[apunte]
Magnitudes que anuncian el desastre

El valor de la producción de la papa isleña en 2009 fue de 25,36 millones de euros, con una producción para todo el Archipiélago de 79.232 toneladas. A esta oferta total, Tenerife aportó 39.134 toneladas, la Isla que más produjo de las siete. Le siguió Gran Canaria. El ingreso generado, en primera transacción, por la papa del país representó el 5,19% de la riqueza de la agricultura canaria en 2009, a precios corrientes.

De que los valores de venta al por mayor de la papa local están por los suelos, y más que pueden estarlo conforme entre el verano, dan buena fe los registros de ayer del mercado central Mercatenerife, que mantiene pequeñas diferencias entre las ofertas local e importada, pero que apuntan caídas hacia el intervalo 0,40-0,45 euros por kilo para variedades como la cara o la king edward, niveles que ya tiene la oferta de fuera.
[/apunte]