X
CD TENERIFE > LA ACTUALIDAD

Posturas muy distantes

   

Miguel Concepción junto a los jugadores del club. | DA

MÁXIMO MARTÍN | Santa Cruz de Tenerife

Los dirigentes del CD Tenerife tendrán que trabajar y negociar con esmero durante todo el mes de julio para resolver el aluvión de denuncias que interpondrán la mayoría de jugadores de la plantilla blanquiazul. Hasta el próximo 30 de junio tienen de plazo los futbolistas para reclamar las cantidades que les adeuda la entidad y hasta el 31 de julio tiene el club para resolverlas. En caso contrario, un nuevo descenso, en este caso administrativo y a la Tercera División, recaerá sobre el Tenerife.

Para evitar este nuevo desastre, la institución debe abonar lo que debe, o bien llegar a un acuerdo con los futbolistas, que tiene que retirar las demandas interpuestas ante la Comisión Mixta, compuesta por la AFE y la LFP.

Según dio a conocer ayer la emisora Teide Radio-Onda Cero, la institución presidida por Miguel Concepción debe satisfacer una cantidad que oscila entre los tres y los cuatro millones de euros, correspondientes a las mensualidades atrasadas y a la ficha o prima de contrato, que siempre es la parte económica más sustanciosa de todo contrato de un futbolistas.

El club le ofrece a los deportistas un reconocimiento de la deuda, firmado ante notario, además de un calendario de pagos, que en muchos casos comenzaría en el próximo mes de diciembre.

A los jugadores no les satisface dicha propuesta. Quieren poseer mayores garantías de cobro, por lo que exigen que el reconocimiento de deuda venga unido a unos avales bancarios. De esta manera, los jugadores podrían ejecutar el aval y cobrar a través del banco, en el caso de que el equipo no cumpliese con las fechas de pago. Mientras que aceptando el ofrecimiento de la entidad, los adeudados solo podrían reclamar las cantidades en un proceso judicial si no se efectuaran correspondientemente los pagos.

Este verano será el primero en el que el presidente Miguel Concepción deberá hacer frente a las denuncias de los jugadores. En los cinco años que lleva al frente del club, nunca ha tenido que afrontar este tipo de negociaciones.

Además, y por si fuera poco, el Tenerife también tiene que hacer frente en un corto plazo de tiempo a las cantidades que le reclaman otros acreedores, como la Seguridad Social, Hacienda o los bancos, en especial CajaCanarias (Banca Cívica).

[apunte]

No hay datos de los jugadores denunciantes

La Asociación de Futbolistas no ha facilitado, ni facilitará, la relación de jugadores que han denunciado al Tenerife. Tampoco las cantidades que reclaman.

Ayer un jugador que ya ha denunciado telefoneó directamente a Luis Rubiales, presidente de la AFE, para preguntarle de dónde había salido la información de las denuncias que publicaron los rotativos de la isla.

El presidente del sindicato negó que la información surgiera de su entorno, por lo que los jugadores creen que todo parte del club. La realidad es que jurídicamente AFE no puede facilitar dicha información. [/apunte]