X

Tenerife Norte podrá multiplicar hasta por tres su capacidad de carga

   

Imagen de la actual terminal de carga, operada por Iberia, que va a ser derribada. / FRAN PALLERO

YAZMINA ROZAS | Santa Cruz de Tenerife

La nueva terminal de carga del aeropuerto Tenerife Norte permitirá que el aeródromo mueva unas 50.000 toneladas de mercancías al año, frente a las 18.181 con las que cerró 2010, lo que supone multiplicar casi por tres su capacidad de carga.

Esta actuación se ejecutará a través de Centros Logísticos Aeroportuarios (Clasa), sociedad participada al 100% por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y dedicada a la promoción y al desarrollo de las infraestructuras para la carga aérea en la red de aeropuertos españoles.

La nueva terminal de carga tendrá una superficie de unos 5.200 m2, en una parcela de unos 10.000 m2, más otros 1.200 m2 de oficinas en entreplanta.

Este nuevo espacio permitirá, además, la instalación de tres operadores más de carga, con los que Clasa y AENA están negociando aún, según informó el director general de Clasa, José Jorge del Castillo.

La empresa Elecnor S. A. es la encargada de de la demolición del viejo edificio, ocupado hasta ahora por Iberia, que comenzó ya el pasado miércoles 1 de junio y se prolongará por un plazo de unas diez semanas. El proyecto y la obra de de construcción están aún en fase de contratación, y la fecha prevista de adjudicación es para diciembre de este año. La previsión es que la terminal esté plenamente operativa para el segundo semestre de 2013.

El nuevo edificio contará, además, con un nuevo Punto de Inspección Fronteriza (PIF), de unos 270 m2, certificado para inspeccionar todo tipo de productos. Una instalación “clave” para el funcionamiento del aeropuerto, indicó Del Castillo.

Mientras se derriba la actual terminal y se construye la nueva, las operadoras de carga están trabajando en una zona provisional de unos 3.550 m2, al oeste del aeropuerto.

La nueva terminal de carga, que cuenta con un presupuesto total de unos cuatro millones de euros, supondrá un “salto de calidad muy importante en la manipulación de la mercancía porque la que se va a demoler era ya muy antigua y generaba ciertos problemas”, indicó el director del aeropuerto Tenerife Norte, Manuel Sansón.

José Jorge del Castillo y Manuel Sansón, en el Tenerife Norte. / F. P.

Según explicó el director general de Clasa, esta infraestructura se engloba dentro de un plan más amplio en el que se ha estudiado “la urbanización de otras dos parcelas más para, en función de la demanda de los operadores, construir nuevas naves”, con lo que al aeropuerto aún le queda capacidad de desarrollo.

Todas estas acciones se enmarcan en el objetivo de AENA y Clasa de convertir a Canarias en centro de distribución de productos, canarios o de terceros países, hacia Europa. Un actividad donde ven “muchísimas posibilidades” para las Islas, afirmó Del Castillo.

Tanto el director de Tenerife Norte como el de Clasa destacaron las múltiples conexiones aéreas con la Península y Europa con las que cuenta Tenerife, lo que sienta una importante base para que se desarrolle esta actividad económica basada en el transporte aéreo.

Del Castillo apostó por aprovechar la capacidad de carga de las bodegas de los aviones que vuelan desde y hacia Canarias para distribuir mercancías en Europa. Esto supondría, además, “el abaratamiento del flete, lo que permitiría rebajar los billetes o dar un mayor margen a las compañías”, indicó.

El director general de Clasa señaló que las Islas cuentan con otras características que las hacen muy atractivas para esta actividad, como el Régimen Económico y Fiscal (REF), sus consideraciones como región ultraperiférica o las bonificaciones al transporte, entre otros.

Del Castillo apuntó que se trata de una oportunidad que se puede desarrollar “con cierta celeridad”. “Hemos hecho los estudios y estamos haciendo las inversiones en infraestructuras para que no haya ningún problema desde el punto de vista operativo”, señaló, a lo que añadió que lo que falta es fomentar la iniciativa empresarial.

Ambos directivos destacaron que puede ser una oportunidad “muy notable” de creación de empleo y de diversificación de la economía canaria. Además, sería también un paso más en la apuesta de las administraciones e instituciones empresariales canarias de convertir al Archipiélago en la tan ansiada plataforma tricontinental de negocios.

[apunte]
La nueva torre de control, operativa a finales de año

El director del aeropuerto Tenerife Norte, Manuel Sansón, afirmó que la nueva torre de control del aeródromo estará en funcionamiento, previsiblemente, para finales de este año.

Sansón explicó que en este momento están procediendo a la entrega de la obra civil y que navegación aérea está instalando todo el equipamiento necesario para las tareas de control aéreo.

El director de Tenerife Norte señaló que el equipamiento de la actual torre es “más que suficiente”, pero que el nuevo edificio es más cómodo para los controladores y más moderno.

Además, se van a poder poner más oficinas en la planta baja porque es un edificio bastante más grande que el actual.

Manuel Sansón señaló, asimismo, que la torre actualmente en funcionamiento permanecerá en pie hasta que comiencen a avanzar las obras de ampliación del aeropuerto hacia esa zona, con la nueva sala de llegadas. Llegado ese momento, la vieja torre se demolerá para dejar espacio.

AENA adjudicó en 2007 la construcción de la nueva torre de control a una Unión Temporal de Empresas, por un importe de más de siete millones de euros y un plazo de ejecución de 20 meses.

Esta obra forma parte del Plan Canarias de Infraestructuras Aeroportuarias por el cual Fomento invertirá casi 3.000 millones de euros durante el periodo 2006-2020 en los aeropuertos canarios.
[/apunte]